15

1.1K 70 23
                                    

╔════════════════════╗
  "Beso"
╚════════════════════╝

Desperté y bostecé levemente, me levanté d ela cama bastante cansada.

Una llamada de Aidan me tomó por sorpresa, en el teléfono fijo del departamento, contesté y sonreí de una forma boba al oír su voz.

──T/n, cariño, lo mejor es que no vayas a trabajar... Han ocurrido un par de cosas cariño.

Mi ceño se frunció al oír eso.

──¿Qué...? ¿Qué ocurre?

──Linda, tú padre te está buscando, en serio lo lamento, veré si mañana puedes venir, habrá una reunión importante.

─Está bien...

──Bueno, iré luego del trabajo a verte, más te vale descansar eh, ayer tuviste un día muy agotador.

Asentí y él colgó.

Me recosté en la cama, no tenía nada de ropa.

Tomé una camisa muy larga y grande de Aidan poniéndomela, anoche dejó un poco de su ropa aquí para mí.

Me senté y me puse a ver la tv, era muy aburrido.

━━━━━━━✦✎✦━━━━━━━━

Aidan llegó del trabajo, tan pronto como oí esa puerta abrirse me acerqué y lo abrazé con todas mis fuerzas.

Él correspondió y me besó de forma apasionada, bastante desesperado.

──Carajo, te ves tan hermosa.

Cerró la puerta y me cargó llevándome a la cama.

──Perdóname Aidan ──Gemí sintiendo sus besos en mi cuello──. Ayer debí darte esta bienvenida ──Jadeé.

Él negó y apretó mis muslos para luego tirarme en la cama.

──No me interesa eso, siempre que este contigo estaré bien.

Sonreí enamorada y dejé un beso en sus labios.

Siguió con sus besos en mi cuello y tomó el collar que me regaló Five...

──¿Y el collar que yo te regalé?

──Aidan, es muy caro, ¿y si lo daño? Es mejor que lo use para ocasiones especiales.

Él negó.

──¿Quién te lo dió?

──Nadie ──Mentí.

──Entonces no debe ser importante ──Me quitó el collar y lo dejó en la mesita de noche──. Ponte el que yo te dí, no me importa si lo dañas, te compraré todo lo que tú pidas.

Negué y caricié las manos de Aidan.

──Haces mucho por mí, por favor, quiero usar ese collar en ocasiones especiales.

Él suspiró y asintió.

Comencé a besar su cuello nuevamente, él suspiró al sentirme y comenzó a quitarme su camisa desabotonándola.

Al quedar ambos desnudos no pudimos esperar ni un minuto más, ambos necesitabamos nuestros cuerpos, el deseo entre él y yo era muy fuerte.

Entró de mí en una sola estocada profunda, tocaba mi fondo, cosa que me hizo gemir en forma de grito por el placer que estaba sintiendo.

The Other Woman| Will always cry herself to sleepDonde viven las historias. Descúbrelo ahora