17

1K 71 33
                                    

╔════════════════════╗
"Perdón"
╚════════════════════╝
Al despertar lo primero que hice fue ir al trabajo; debía dejar mi carta de renuncia.

No trabajaría más con Aidan.

No podía ni pensarlo, sería horrible ver su rostro con esos ojos verdes tan bellos, no podría resistirme.

Hasta que sentí unas manos en mi cintura.

──T/n-

Antes de que dijiera algo le dí un codazo fuerte y me separe comenzando a tomar mis cosas y la hoja de mi carta de renuncia para dársela al señor Rob.

──Carajo, escúchame, por favor.

Negué mirándolo y él me volvió a tomar de la cintura.

──Te amo, te amo mucho, déjame explicarte todo esto.

Seguí negando con mi cabeza, quería llorar pero no lo haría, tomé las cosas y me retiré de la oficina.

Intentó tomarme nuevamente pero le dí un empujon hacia atrás.

──Si sigues así juro que le diré a todos que me estás acosando, y está vez no dejaré que me manipules con el hecho de que te amo.

Él suspiró y negó para luego tomar mi mentón y hacer que lo mire.

──Te juro que todo fue un mal entendido, nada es lo que parece.

──No, Aidan. Y deja de insistir.

Tomó mi mano y agarro la carta de renuncia tirándola a la basura.

──¡AIDAN! ──Grite y le dí una bofetada.

Él tomó su mejilla y tensó su mandíbula mirándome.

Lo admito, se veía muy intimidante.

Me tomó de las muñecas, pero no me lastimaba, lo hizo de un forma muy suave, pero eso no quita el hecho de que me siga acosando e insistiendo.

──Te juro que si pudiera arreglaría todo, en serio, te juro que no era mi intención latimarte.

──Si tú intención no era lastimarme me habrías dejado en claro desde el primer momento que sólo querías a una niña ilusa para divertirte... En serio me enamoré de tí, Aidan, en serio pensé que habría algún tipo de futuro para nosotros.

Acarició mis muñecas.

──Te deseo lo mejor con ella; ella se merece estar con alguien como tú.

Él negó y me pegó a él haciéndome estar muy cerc de sus labios.

Desvié mi mirada volteando mi cabeza, cosa que hizo que nuestros labios rozaran.

Era tentador besarlo y perdonarlo; pero no lo haría.

──No debiste hacerme todo esto, Aidan.

Me alejé de él y acomodé mi ropa.

Él se arrodillo ante mí haciéndome sentir una gran culpa y querer perdonarlo, pero la culpa era suya.

Sacó el collar que arrojé de su bolsillo.

──Tómalo, por favor.

Negué y salí de la oficina.

Me fui corriendo y salí de la empresa agitada.

Odiaba no poder odiar a Aidan.

━━━━━━━✦✎✦━━━━━━━━

The Other Woman| Will always cry herself to sleepDonde viven las historias. Descúbrelo ahora