10

1K 74 10
                                    

"Reencuentro"

﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌

T/n Hargreeves:

Ya había pasado un día desde que Aidan se fue, anoche me llamó para avisarme que llegó, se notaba cansado.

En la mañana antes de ir al trabajo lo llamé, pero no contesto, supongo que está ocupado o cansado; el trabajo es agotador para él.

Mientras organizaba los papeles y hacía algunos informes, sólo pensaba en qué haría cuándo Aidan volviera, lo necesitaba aquí conmigo.

Sé que fue muy precipitado empezar tan rápido, pero Aidan me hacía sentir bien, me hacía sentir especial y protegida.

Al salir de la oficina para entregarle los informes a el señor Rob pude notar a las personas verme mal, todos pensaban que no me merecía el puesto y que sólo estaba ahí por el simple hecho de atraerle al hijo del dueño, y quizá sea verdad.

Aunque realizo un buen trabajo no creo merecer todo el sueldo que recibo.

Además de que Aidan también me consiente con sus regalos, los cuales son sumanete caros.

Me dirigí a la oficina de el mayor, él sólo me miró seriamente y le entregué los informes.

Me dí media vuelta para irme pero...

──T/n ──Voltee mi mirada hacia él──. Debemos hablar... Sobre mí hijo.

Suspiré mirándolo y me puse en frente de él.

──Toma asiento, por favor.

Me senté frente a él, estaba dispuesta hasta a ser despedida por Aidan, de todas formas ni siquiera necesitaba el dinero.

──¿Qué ocurre, señor Gallagher?

Él suspiró mirándome.

──Por favor, te pido de la forma más amable que te alejes de mí hijo, yo-

──Señor Gallagher, en serio aprecio mucho a su hijo, creame que no quiero lastimarlo, y si me va a hechar por mí está totalmente bien.

──No... No me refería a que dejaras de trabajar, en serio realizas un buen trabajo, eres la mejor de todas las secretarias, sólo deja a mí hijo, él ya terminó contigo... ¿O no?

Recordé que él tenía que decir eso y asentí.

──Entonces no intente volver con él.

Asentí, aunque no lo haría, nunca dejaría a ese chico.

──Muchas gracias.

Me fui de la oficina del señor Rob y ví a la señora Lauren, la cual me saludó con un abrazo y beso en la mejilla.

──Disculpa cariño, ¿sabes dónde se encuentra mí esposo?

──Oh, sí, está en su oficina ──Dije sonriendo amablemente.

──Muchas gracias... ¿Te puedo preguntar otra cosa?

Asentí sonriendo y ella me suspiró.

──Espero no te enojes ni te sientas ofendida pero... ¿Te gusta mí hijo?

Abrí mis ojos mucho al escuchar eso, no sabía qué responder, ¿y si Aidan se enoja por lo que le diga?

Pero en algún momento me presentaría como su novia, así que supongo que está bien...

Asentí sonrojada y ella rio abrazándome.

──En serio me encantaría que fueran una pareja, eres una chica muy buena para mí Aidy ──Sonreí al escuchar ese apodo y ella se cubrió la boca riendo──. No le digas que dije ese apodo frente a tí, por favor.

The Other Woman| Will always cry herself to sleepDonde viven las historias. Descúbrelo ahora