7

1.3K 74 8
                                    

"¿Presentar?"

﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌

Estacionó el auto mientras sus grandes manos pasaban por mis muslos.

Me besó de nuevo y subió los vidrios, los cuales afortunadamente eran negros y no podría ver...

Pose mis manos en sus hombros y comencé a desabotonar su camisa.

Él hizo lo mismo con mi blusa dejándome en mi brasier negro, tiró la blusa hacia la parte de atrás y no espero ni un segundo; empezó a besar mis pechos por encima de el sujetador.

──A-Aidan ──Gimotee──. Nos pueden oír...

──Me importa una mierda ──Estampó sus labios contra los míos.

Quitó su cinturón y bajó un poco su pantalón junto su bóxer mientras me miraba.

Me tomó de la cabeza agachándome a su pene, el cual ya estaba muy duro y erecto.

──Chupa ──Ordenó.

Lo miré agitada y asentí con mi cabeza rozando mis labios con su glande.

Metí la punta mirándolo, él soltó un leve jadeo, y sorpresivamente tomó mi cabeza metiendo toda su polla a mi boca.

Dí arcadas, podía sentirlo en mi garganta.

Hizo la cabeza hacia atrás respirando soltando leves gruñidos.

──Joder, tus orales son tan buenos ──Jadeó.

Acarició mi cabello y lo tomó en una coleta mal hecha para empezar a follarme la boca de una forma muy dura.

Entraba y salía de mi boca; podía sentir sus venas en mis labios.

Sus gruñidos y jadeos eran muy excitantes, mis bragas estaban tan empapadas en estos momentos...

Daba arcadas mientras él hacía su cabeza hacia atrás y soltaba un sin fin de maldiciones.

Me soltó y quité su pene de mi boca respirando agitada, podía jurar que iba a ahogarme.

Me incorporé en el asiento como pude y me jalo de la cintura poniéndome encima de él.

Bajó mis medias e hizo mis bragas a un lado.

──Salta ──Me dió un azote en los muslos haciéndome soltar un gemido──. Salta para mí.

Respiré agitada y comencé a dar pequeños pero profundos saltos mientras él me sostenía de la cintura.

──Que bien te mueves, muñeca ──Gruñó mientras apretaba mi cintura y me tomó de la cara haciendo que lo viera fijamente y metió dos dedos en esta.

Chupe sus dedos como si de su polla se tratará, mientras él me movía rápidamente y me pemetraba sentado; a pesar de estar sentado sí que se movía excelente.

──Joder, amo que saltes en mí con esta faldita puesta ──Jadeó mientras yo gemía fuertemente──. Cada que saltas se alza ──Dijo excitado.

Pose mis manos en sus hombros mientras gritaba por el placer.

Nos movíamos tan rápido que el auto se movía a nuestro ritmo.

Mientras lo veía excitada él puso uno de sus dedos en mi clítoris y empezó a masajear, cosa que me hizo estremecer y hacer mi cabeza hacia atrás.

Aprovechó el acceso a mi cuello y comenzó a besarlo desesperado.

Sus besos, su polla grande en mí, el auto moviéndose, nuestros ruidos de placer eran más que suficientes para llegar al orgasmo.

Su pene empezó a palpitar adentro de mí, al igual que mis paredes.

The Other Woman| Will always cry herself to sleepDonde viven las historias. Descúbrelo ahora