3

1.3K 80 25
                                    

"Elevador"

﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌

T/n Hargreeves:
Mientras arreglaba mis cosas para bañarme, tomé un vestido negro el cual había hecho a mano.

No quería llevar el mismo uniforme siempre, necesitaba algo nuevo.

Y, como no había encontrado el vestido que quería, lo hice yo.

Cuando me puse en la tina de agua tibia me puse a reflexionar un poco.

Debía superar a mí ex novio, ¿qué hago extrañándolo cuando él está con mi dinero en otra parte? Y mucho peor, con otra mujer.

Otra mujer que sí es de su edad...

Suspiré y las lágrimas empezarón a caer de mis ojos, ¿cómo ocurrió esto si yo le dí todo?

¿Por qué él no me amo como yo lo amaba? Y la respuesta era muy fácil; él no era yo.

Él sólo me había estado ilusionando, se aprovechó de que al no tener la atención de mí padre viera una figura paterna con él.

Suspiré e hice mi cabeza hacia atrás aún con las lágrimas, mientras mi cuerpo se relajaba al sentir que por fin estaba liberando algo de mi estrés.

Necesitaba centrarme en mí misma, no pensar en ese idiota.

Pero a la vez me pongo a pensar si las tantas veces que dijo que me amaba eran reales, si cuando me besaba se sentía igual de bien que yo.

Y supongo que la respuesta es no, y eso duele.

Termine el baño y me fui a vestir.

Me puse el vestido negro, y con ello, el abrigo negro de Gallagher.

Lo había lavado, pues lo dejé oliendo a perfume de mujer, aunque había una mezcla entre mi perfume Miss Dior de vainilla y su perfume Savage Dior.

Gallagher tenía un buen gusto. Me arreglé el abrigo y heché un poco más de perfume en mi cuello, talones, abdomen y muñecas, heche un poco en mi ropa y ya estaba lista.

Dejé mi cabello suelto, el cual se veía brillosos porque me lo había estado empezando a cuidar de nuevo.

En mi cabello puse una diadema de perlas negras, me puse unas botas de el mismo color. Probablemente parecía que iría a un funeral, pero se veía lindo.

Al bajar, Vanya sólo me miró juzgándome con su mirada.

-Debes estar feliz, el hijo de Gallagher se parece a Five.

Tragé saliva y la miré, después de mucho tiempo me había vuelto a hablar, pero no de una buena forma.

Sólo la ignoré y bajé por las escaleras.

-Ya que hiciste que Five se perdiera, no hagas lo mismo con este.

Joder, estaba de buen humor, nadie arruinaría eso.

Ni siquiera Vanya.

Suspiré y voltee a verla.

Y le contesté, cosa que jamás había hecho.

-No fue mi culpa y lo sabes completamente bien, Vanya. Si Five nunca te vió como algo más allá que su hermana adoptiva, eso no es mi problema -Me acerqué a ella-. Y si él se confundió por mí, tampoco lo era, sabes perfectamente que Five era la persona a la que amaba, y a tí no te importó meterte con él...

Suspiré, no quería llorar, no permitiría que me vieran llorar otra vez.

-Claro que lo fue, sabías perfectamente que él quería viajar en el tiempo, y aún así lo apoyaste.

The Other Woman| Will always cry herself to sleepDonde viven las historias. Descúbrelo ahora