Capítulo 3

33 2 0

El bosque resultaba tenebroso, permanecía alerta a cada sonido, en un par de horas amanecería y todavía no sabía que hacer, no sabía a que me enfrentaba, no sabía si alguien me creería, era una locura, aún pensaba que era una pesadilla y esperaba el momento de despertar.

Sentía la boca reseca debido a la sed, el agua se me había acabado, debía buscar agua con urgencia, recogí todo y comencé a caminar.

El bosque se había convertido en mi nuevo hogar, por lo menos hasta que supiera qué hacer.

Sabía que en cualquier momento tendría que enfrentarme contra mi peor pesadilla, pero todavía no estaba preparada, mi mente no era capaz de procesar lo que había visto, no tenía medios para enfrentarme a lo desconocido y si tenía que luchar debería saber a que me enfrentaba.

Tenía miedo, pero miedo a lo desconocido, un miedo emocional, de confusión, por una parte era alguien al cual había querido y por otra esa transformación, notaba cierta inseguridad, pánico, no sabía si realmente quería acabar con él, pero una parte de mí sentía una ira irracional.

Debería antes de nada recuperar el control de la situación.

A unos kilómetros de aquí se encontraba el pueblo, decidí que debía ir a la biblioteca a ver si encontraba información, aunque no sería el sitio más seguro.



Pesadillas nocturnas¡Lee esta historia GRATIS!