Jun

5.3K 561 984
                                    

- ¿Cuantos faltan por transformarse? - preguntó Cheol luego de reunirse los 13 en la sala.

- Somos 8 - respondió Jun apoyando su cabeza sobre el hombro de Dino, se sentía algo cansado.

- No he podido detectar ningún tipo de patrón en las transformaciones...-comentó Jihoon sentándose sobre el regazo de Cheol - son totalmente aleatorias.

Todos soltaron un pesado suspiro; luego de que se inventara el rumor de que Joshua tenía novia, las cosas no habían hecho más que complicarse. El staff les llamaba constantemente para agendar una entrevista con el CEO de la agencia para saber que pasaba, por lo que Cheol tuvo que mentir y decir que todos los miembros menos los vistos en el centro comercial fueron a ver a sus familias por el resto de sus vacaciones; y gracias a esto ya nadie podía salir, ni siquiera los no transformados.

- Bien hecho Jeonghan, pensé que no podía pasar algo peor, pero tuviste que actuar. - se quejó Hoshi.

- Ya, no lo regañes - pidió Joshua con tranquilidad. La castaña le soltó el brazo unos instantes.

- ¡No pude evitarlo! - chilló la chica - ¡Son estos estúpidos arranques emocionales los que me hacen perder el control! Siento como si algo malo estuviera por venir...

- Como sea ya pasó y Cheol arregló un poco el problema - habló ahora Minghao tomando su celular - Voy a pedir algo de comer... ¿Quieren algo?

- ¡RAMEEN! - gritó Mingyu.

- ¡GIMBAP! -chilló Seungkwan; Joshua sintió un deja vu en ese instante.

- Listo, ahora denme su dinero. - sentenció la chica finalizando el pedido.

***

La comida llegó 30 minutos luego, Cheol tuvo que ir a pagar y recibirla. Mientras contaba el dinero notó la extraña mirada que la chica de las entregas tenía, dicidió ignorarlo y pagó.

- Listo, está todo - habló el azabache extendiendo el dinero, la chica lo recibió sin quitarle los ojos de encima.

- ¿Te has sentido bien últimamente? - preguntó ella entonces, su tono era algo nervioso y ahora su mirada era casi como de odio - Sería muy lamentable que algo le pasara al líder, ¿no? - la chica también trataba de mirar hacia dentro de la casa, parecía estar realmente ansiosa. - así que aquí se esconden, el grupo Seve..¡!

- GRACIAS POR LA COMIDA - le interrumpió rápidamente Cheol tomando el pedido y cerrándole la puerta en la cara. - Pareciera que estaba a punto de matarme...que miedo.

Entre todos colocaron la mesa para comer, Joshua junto a Wonwoo se encargaron de servir la comida mientras los otros tomaban asiento. Cheol contó de inmediato lo que le había pasado con la repartidora y todos comenzaron a opinar.

- Te noto algo extraño - le susurró Dino a Jun, eran los únicos que aún seguían en la sala.

- Nada se te escapa, ¿no? - contestó el contrario apoyando su cabeza en el regazo del menor. - Me siento algo cansado, eso es todo.

- ¿Seguro que solo es eso? - el menor acarició el cabello del más alto y le dedicó una mirada dudosa.

- No me mires así - el chino se levantó lentamente y se acarició la sien - Problema tuyo si no me crees - contestó algo arisco - Sólo...vamos a comer.

- Como quieras - contestó el menor levantándose algo molesto - No me vuelvo a preocupar, ya verás.

-  ¡Dino bebé no te enojes! - chilló el mayor haciendo puchero; obviamente no era sólo eso.

God is a woman // Seventeen ©Donde viven las historias. Descúbrelo ahora