Capítulo 4

14.5K 2.3K 1.3K
                                                  

SeokJin se encontraba frente la gran casa de YoongSun, las dos familias habían terminado el reencuentro y terminado de celebrar la llegada de su hijo mayor. Todo había pasado realmente rápido, NamJoon estaba estrechando la mano con el padre de SeokJin ya que debatían sobre qué hacer con sus empresas. 

En la cena SeokJin se había percatado sobre muchas cosas:

NamJoon tiene una sonrisa hermosa.

NamJoon es muy caballeroso.

NamJoon tiene un divertido sentido del humor.

Y que NamJoon no le había quitado la mirada en toda la noche.

La velada no había sido incomoda, todo fue formal pero libre, hablaron sobre muchos temas -la mayoría sobre el moreno- los cuales SeokJin podía entender ya que no eran nada fuera de lo común. Al igual que YoongSun se la pasaba diciendo cuanto le gustaría que SeokJin, NamJoon y ella fueran de compras algún día para que los dos chicos se conociesen mejor.

Pero como era de esperarse, la señora Kim no estuvo de acuerdo.

Aunque NamJoon se había dado cuenta de cómo la madre del chico estaba completamente seria mirando a su hijo y a él entre ratos como si quisiera alejarlo con la mirada -cosa que ignoraba y daba gracia- pero NamJoon mas lo hacía apropósito para así encarar a la madre del chico.

NamJoon observaba cada detalle de aquel chico, su fina nariz, sus mejillas un tanto regordetas y labios carnosos al igual que su piel completamente clara y ojos cafés oscuro. No lo iba a negar, SeokJin era realmente hermoso y como si fuera sacado de una película.

Jin solo tenía su mirada gacha y jugaba con sus dedos sintiendo la intensa mirada de NamJoon, tratando de ignorarlo y tratar de seguir la conversación que las dos familias llevaban pero era imposible. Era como si se quedara sin aliento, cada vez que YoongSun le llamaba el solo asentía o negaba ya que las palabras no salían de sus labios.

—Ha sido una noche increíble, de verdad creo que nuestra familia se llevara muy bien. Y SeokJin... —NamJoon le llamo y este alzo la mirada con rapidez para mirarle a los ojos— ha sido un gusto, me gustaría que salgamos un día de estos. —al decirlo miro a la madre del menor, la señora Kim tenía su ceño fruncido y apretaba la orilla de su vestido con fuerza— Mañana tengo el día libre, ¿Y tu?

Jin miro a su madre, esta negó disimuladamente y alzo la cabeza con superioridad. SeokJin trago en seco y suspiro para luego contestar—No, lo siento mucho. Y-Yo t-tengo muchas cosas que hacer mañana.

—Mmm, pero señora, Jinnie nunca sale de casa. ¡Vamos cariño deberías salir con el! Sé que serán muy buenos amigos. —dijo la joven con emoción agitando la mano de SeokJin.

—Él ha hablado, mañana no saldrá a ningún lado. Tiene que ayudarme con algunas cosas, lo siento. —soltó la señora Kim desesperada cosa que a los demás les llamo la atención.

—Creo que es mejor que nos vayamos, ha sido un gusto acompañarles en esta hermosa velada. —el señor Kim desato en momento incómodo y se despidió de la familia. La señora Kim tomo a Jin del brazo y lo llevo hasta la camioneta sin siquiera dejarle despedirse de los padres de su prometida o del hermano de esta.

SeokJin se quejó en silencio cuando fue sentado con brusquedad en el asiento trasero. Solo pudo observar como NamJoon le miraba confundido con sus manos dentro de los bolsillos de su traje -aun sin eliminar su sonrisa- cosa que a SeokJin le dio algo de pena.

Nada había salido bien, no había sido una buena noche, Jin había sido alejado de aquel hombre. Aquella persona que pudo ser su amigo y todo gracias a su madre, la mujer que siempre le arrebataba todo lo que quería.

—Lo sabía, ¡Es que lo sabía! —grito su madre ya dentro del auto en camino hacia su hogar— Te lo he advertido Kim SeokJin, ¿Te parece esto un juego? ¡Estamos hablando de nuestra reputación como la familia Kim, no podemos darnos este privilegio! No podemos tener a una persona Homosexual es esta familia, la legión se rompería y nuestra familia se iría a las ruinas.

—Amor calma —dijo el señor Kim tomando la mano de su esposa para evitar que esta lo golpeara—, mira hijo. Estamos hablando de Corea, vivimos en un país donde la Homosexualidad no es tomada como algo natural, donde esto es un pecado que se paga con el rechazo y el señalamiento de la sociedad. Queremos que sepas que esto lo hacemos por tu bien y por el bien de toda la la familia Kim, queremos tu comprensión.

Jin asintió y se abrazó a sí mismo en la esquina de los asientos traseros para empezar a sollozar en silencio.

Jin sintió la necesidad de ver la sonrisa de NamJoon de nuevo, ver sus hermosos hoyuelos y sentir su mirada sobre él, pero no la mirada que le había dado al irse en la camioneta, no una de compasión y tristeza oculta por una sonrisa falsa. Si no una sonrisa verdadera, una que brinde confianza y fuerza para seguí adelante.

Por qué SeokJin se había enamorado de la sonrisa de aquel hombre.

[...]

—Es lindo.

—¡Te lo dije! —YoongSun salto en la cama mientras golpeaba conscientemente a NamJoon en el brazo.

—Y no lo negué cuando me hablaste de él, aunque es demasiado tímido y no habla.

—Si habla solo que no es bueno conociendo a nuevas personas, no tiene amigos y nunca sale de casa. Su madre lo tiene encerrado en su casa como si fuera una de esas princesas de las películas.

—Ya veo, ¿pero él quiere salir? —Pregunto NamJoon completamente interesado en la plática—Su madre es realmente aterradora, parecía que me quería matar con la mirada.

—En verdad es muy tierna y divertida solo que creo que tiene miedo.

—¿Miedo?

—Sí, miedo de que te acerques a SeokJin. Sé que es extraño pero ella no le deja salir, Jin nunca habla sobre el exterior, es como si su mundo fuera únicamente su hogar. —YoongSun recargo su cabeza en el hombro de su hermano—Pero eso quería que lo sacaras, que salieran juntos y se hicieran amigos. Pero su madre no ha querido.

—Ya veo. Sabes, yo igual quiero ser amigo de el —NamJoon dijo de manera coqueta pensando en aquel castaño tan lindo de cualidades finas y delicadas—Tengo una idea... —murmuro en voz baja casi inaudible.

—¿Mande Jonnie?

—Nada princesa, descansa. Iré a mi habitación que tengas una linda noche —dejo un beso en la frente de su hermana y salió de la habitación.

En ese momento exacto NamJoon se dio cuenta de muchas cosas:

SeokJin es un chico hermoso.

SeokJin es un chico que es manipulado y encerrado por razones las cuales desconocía.

SeokJin es un chico lleno de secretos los cuales quiere conocer.

Y que el seria él quería tenerlo con él, fuera para mal o bien. Porque NamJoon apenas lo vio, se obsesionó con aquel chico castaño y lo tendría consigo dejando a un lado los inconvenientes de su vida.

Por qué Kim NamJoon quiere tenerlo a sus pies.

Matrimonio [NamJin]Donde viven las historias. Descúbrelo ahora