Capítulo 52

7.9K 1.3K 508
                                          

NamJoon se encontraba manejando hacia su hogar junto con YoongSun, SeokJin y Taehyung. Al parecer a las veinticuatro horas luego de la operación ya se podía dar de alta por lo que NamJoon aprovechó aquello y prefirió ir a su hogar para cuidar a SeokJin de manera más cuidadosa y amorosa, todo gracias a las enfermeras que no le dejaban ver a su esposo ni a su bebé por mucho tiempo. YoongSun le había ayudado a cargar con Taehyung mientras él se encargaba de Jin, NamJoon no podía evitar sonreír a sobre manera al ver como su pequeño bebé restregaba sus ojitos y se quejaba repentinamente; NamJoon se encontraba simplemente fascinado con el pequeño Taehyung.

—Jinnie, adivina quién me habló en la mañana. —dijo YoongSun cortando el silencio incomodo dentro del auto.

—¿Moonbyul? —YoongSun negó y tomó su celular y le mostró la pantalla a Jin el cual sonrió ampliamente al ver el nombre sobre el número telefónico más que conocido para él—Sandeul. Lo extraño.

—Y él a ti, se le escuchaba muy apagado. —NamJoon frunció el ceño y prestó atención a la conversación—Dijo que necesita verte, hablar contigo al menos por teléfono ya que está preocupado. Le dije que el bebé ya había nacido y que te encontrabas recuperándote, ¡Hasta cambió su tono apagado! Se escuchaba muy feliz al saber que estabas bien y el bebé igual.

—¿Quién es él? —preguntó NamJoon sin ser obvio de los repentinos celos que habían inundado su cuerpo al escuchar aquel nombre masculino.

—Es mi mejor amig- —SeokJin fue interrumpido por la voz de YoongSun.

—Es la única persona que amó a Jin y le dio lo que merecía mientras tu estaban en tu "Viaje de negocios" —dijo hacendó comillas con sus dedos y mirando a NamJoon con el ceño fruncido, este miró a Jin de nuevo.

—Es mi mejor amigo, hyung. Y Sunnie —Jin miró a la chica—, no culpes a NamJoonie hyung, él tuvo que irse para trabajar, no digas cosas como esa. Nammie no tiene la culpa de dejarme solo. —murmuró lo último tomando una mano del moreno.

NamJoon sintió esa frase como un golpe bajo, porque sabía que no era así en lo absoluto. Pero a pesar de todo él sabía que eso cambiaría, que no volvería a pasar. NamJoon sabía que SeokJin nunca más estaría solo, porque lo tendría a él, y solo a él.

SeokJin no necesitaría a alguien más para llenar aquel espacio en su corazón, porque lo tenía a él y no necesitaba nada más que eso.

—... ¿Puede, Nammie? —el más alto salió de sus pensamientos y miró al castaño que lo veía una tierna expresión de confusión al ver que este no le prestaba atención—Te decía que si me podrías dejar llevar a Sandeul a casa, él quiere verme y yo quiero verlo... ¡Y puedes conocerlo! Te caerá muy bien lo aseguro. —NamJoon suspiró y asintió sin opción. SeokJin soltó un pequeño gritillo de la felicidad y con cuidado se estiró hacia la mejilla del moreno para plantar un beso en ella.

Al llegar a la casa, NamJoon guio con cuidado a Jin hacia su habitación para luego ayudarlo a recostarse sin que se lastimara o le doliera cicatriz. YoongSun entró a la habitación y le dejó el bebé a Jin el cual lo había pedido minutos antes para dormir junto a él. YoongSun salió juntó a NamJoon mientras escribía en su celular a Sandeul. Los dos se sentaron en el comedor mientras se miraban en busca de respuestas.

—¿Cómo SeokJin conoció a ese chico? —preguntó el moreno con la voz gruesa y su voz seria.

—Es hermano de JaeHwan y él los presentó no mucho después de que te desapareciste. —el más alto gruñó mientras apretaba sus manos hechas puños. NamJoon realmente estaba harto de JaeHwan y todo lo que trataba de hacer para alejar a Jin de su lado—Pero yo que tú, tengo cuidado con Sandeul.

Matrimonio [NamJin]Donde viven las historias. Descúbrelo ahora