Capítulo 54

12K 1.2K 1.3K
                                          

NamJoon se encontraba cruzado de brazos apoyado en el umbral de la puerta y con el ceño fruncido mientras observaba a SeokJin vestirse, peinarse y colocarse un bálsamo haciendo resaltar sus gruesos y lindos labios. Jin volteó y le sonrió a NamJoon el cual claramente no se encontraba contento en ese momento, se acercó a él y pasó sus brazos por los hombros de su esposo para besarle con tranquilidad y dulzura. El moreno llevó sus manos hacia la cintura contraria para apegarlo a él e intensificar el beso, a lo cual el castaño no se negó y accionó al instante.

Jin sonrió sobre sus labios y rió levemente—Volveré temprano, no tienes por qué ponerte así por un simple día con él, es su cumpleaños y se lo debo.

—Es Sandeul, nada es simple si estas cerca de él y más si están a solas. —gruñó el más alto apretando con más fuerza el agarre hacia Jin.

—No estaremos solos, estará Jimin y Hoseok igual, y recuerda que si va Hoseok...

—Va Yoongi, lo sé.

—Ves, no tienes que preocuparte. —murmuró Jin sobre sus labios y depositando un casto beso en ellos—Entonces me voy, Jimin ya ha de estar esperando fuera. Recuerda darle de comer a Taehyung sus verduras, si no quiere tomarlas entonces dile que le compraras un helado o algo pero necesita comer esas verduras, están en el refrigerador por cierto. —NamJoon asintió rodando los ojos y acompañando a su esposo hacia la salida. El nuevo auto de Jimin se veía frente la casa estacionada con él al volante y con Sandeul en el asiento copiloto. El más alto al momento de percatarse de aquello, tomó a Jin de la cintura y frunció el ceño mientras hacía contacto visual con el cumpleañero.

Luego de que la pareja casada se despidió y Jin subió al auto, NamJoon regresó dentro donde se encontró con un Taehyung lleno de lodo y saltando por los pasillos de la casa mientras hacía sonidos con su avioneta de juguete.

—Tae, ¿Pero qué hiciste? —preguntó NamJoon acercándose al más niño.

—El niño nuevo me invitó a jugar con su perrito y me caí al lodo porque quería morderme y corrí lejos del perrito. —dijo abultando sus labios y jugando con sus manitas—¡Pero el niño nuevo es muy amigable! Me dio así de galletas —extendió sus bracitos y rió—, y me ofreció el hablar contigo para que no me regañaran. Es muy lindo.

—¿Ya se mudaron a la casa de al lado? —Taehyung asintió—Y ¿Cómo cruzaste la barda? Kim Taehyung te hemos dicho muchas veces que no debes salir de casa solo, si quieras salir debiste decirme.

—Perdón mami. —el moreno bufó y cargó a Taehyung.

—Como sea, ¿Cómo se llama el niño?

Tae frunció su ceño y llevó sus deditos a su boca mientras se hacía el pensativo—Creo que Minjae... y tiene así de añitos. —dijo mostrando tres dedos a su padre y sonriendo ampliamente con su tierna y significativa sonrisa.

—Dos años más grande, vaya. —NamJoon metió a Taehyung a la ducha y tomó jabones—Puede que mañana vayamos a visitarlos para darles la bienvenida, de paso puedes jugar más tiempo con él y pueden hacerse amigos. —Tae asintió con rapidez y soltó un pequeño gritillo de la emoción mientras daba pequeños saltitos. NamJoon solo sonrió y bañó a su hijo el cual no dejaba de hablar sobre su caricatura favorita y los animales que salían en ella como superhéroes.

Por otro lado, SeokJin ya se encontraba en un café almorzando junto con los demás y platicando de cosas triviales para pasar el rato.

Al ser el cumpleaños de Sandeul, este había pedido a SeokJin todo el día con él sin que un moreno alto e intimidante estuviera tras el cómo su niñero. SeokJin claramente acepto y le rogó a NamJoon por el día lo cual logró –extrañamente- sin ningún tipo de queja, sabía que su esposo ardía por dentro al verlo con Sandeul, pero Jin tenía clasificado al chico como su mejor amigo, "Nada que preocuparse" Jin le repetía a su esposo.

Matrimonio [NamJin]Donde viven las historias. Descúbrelo ahora