Capítulo 62 Final

11.5K 1.2K 1.1K
                                          

NamJoon se encontraba sentado en el sofá de cuero con una copa de vino entre sus dedos y mirando a la nada frente el gran ventanal frente suyo que daba vista a las luces de la ciudad por la noche. 

Había pasado un solo día desde que SeokJin se había ido de su casa y no había vuelto a aparecerse y era un infierno para el moreno el saber que Jin no lo quería a su lado y que estaba sufriendo por su culpa, una vez más. YoongSun había llamado a Yoongi apenas escucho la voz de NamJoon destrozada, por lo cual el adulto le había ido a ver esa mañana y se lo había llevado a su departamento con Hoseok para poder hablar y al menos hacer a NamJoon desahogarse con un amigo. Yoongi y NamJoon llevaban ya toda la tarde disfrutando del alcohol y haciendo calmar cada gota de dolor que recorría sus cuerpos. Ninguno se encontraba ebrio pero sí Yoongi soportando la repetida perdida de NamJoon con la realidad.

Yoongi volvió al salón y se paró frente a NamJoon el cual seguía mirando las luces de la ciudad y tomando pequeños sorbos de su copa.

—Estás del asco Kim NamJoon. —se burló Yoongi sentándose a su lado y colocando su lata de cerveza en la mesa de centro—Hoseok fue a comprar más vino y cerveza, te has acabado todo. —NamJoon asintió sin importancia y miró su celular con una expresión cansada—Vamos, no esperes una llamada de Jin porque sabes que no la vas a recibir. —el moreno le miró con el ceño fruncido.

—Solo miraba la hora, es tarde.

—Apenas son las nueve de la noche, se ve oscuro porque hay mal tiempo. —respondió Min volteándose y mirando a NamJoon con una expresión cansada—¿Ya quieres hablar? Lo único que haces es consumir alcohol y no sueltas ninguna maldita palabra.

—Perdón hyung, pero esto es una completa mierda. —gruñó cerrando sus ojos y apoyando su cabeza en el respaldo de su sofá. La puerta principal se escuchó y Yoongi sonrió al ver a Hoseok con una bolsa de las compras.

—Gracias Hobi. —el menor le devolvió la sonrisa y dejó las cosas sobre la mesa sin no antes pasar su mano por el cabello de su pareja y volver a su habitación para no molestar a los dos hombres en el salón.

—Al menos retente a hacer ese tipo de cosas con Hoseok en mi presencia. —le regañó el moreno extendiendo la mano a una cerveza.

—No vas a tomar más NamJoon, no hasta que te dignes a soltar al menos una maldita palabra respecto al tema de Jin. —dijo el mayor arrebatándole la bebida y tomando en su lugar un sorbo de la bebida—¿Sabes dónde se está quedando SeokJin?

—Sí... está en la casa de Wheein y Hyejin, YoongSun me lo dijo en la mañana.

—¿Entones por qué no vas a verlo? —NamJoon le miró incrédulo.

—¿Crees que quiere verme? Me odia.

—No te odia, solo fue el golpe repentino de la noticia, Jin necesitaba tiempo de pensar y lo ha tenido, los dos necesitan aclarar las cosas con buenas condiciones emocionales y no con lágrimas y gritos, si lo hacen así acabaran las cosas aun peor que la primera vez. —dijo tomando un sorbo de su cerveza.

—No Yoongi, no quiero que todo se vaya a la mierda por estupideces del pasado, realmente lo amo y lo necesito a mi lado, no quiero perderlo, no lo soportaría.

—Entonces no sufras y hazlo, aclara las cosas con él y demuéstrale cuanto lo amas, demuéstrale que estas horas que estuviste sin él viviste el mismo infierno, demuéstrale lo que sientes y como te arrepientes de haberle perdido por tus errores del pasado. —NamJoon tomó su saco que se reposaba a su lado y lo colocó sobre sus hombros mientras se levantaba.

—Yoongi, no puedo más, estar sin él me duele, sin su cálida sonrisa, su forma de cuidarme indirectamente para que no me enojara, sin mi bebé y sus hermosas risas mezcladas con las de Jin. Es cierto, nunca sabes lo que tienes hasta que lo pierdes.

Matrimonio [NamJin]Donde viven las historias. Descúbrelo ahora