Capítulo 60

6.7K 1.1K 544
                                          

YoongSun frunció el ceño y se levantó del sofá donde se encontraba sentada mientras hablaba con un NamJoon completamente preocupado y un tanto alterado al otro lado de la línea telefónica.

—¿Qué ocurre? No te escucho bien. —se quejó la chica tomando las llaves de su casa y la copia de las de la casa de NamJoon y Jin.

SeokJin no me toma la llamada Sun, necesito hablar con él y saber que está bien. —la chica sonrió, NamJoon tenía un tono tan preocupado—¿Está contigo o te dijo a dónde iría?

—No, cuando él va a salir me avisa antes de, estará en casa NamJoon. Justo ahora puede que esté durmiendo y por eso no te contesta, solo molestas su sueño. —rió—Déjale respirar.

Es que no es solo ahora, llevo desde que salió de la universidad llamándole, él y yo tenemos que llamarnos antes de dormir y si no lo hacemos simplemente no podemos dormir, Sun.

—Se me olvidó, son SeokJin y NamJoon. Demasiado romance para mí. —NamJoon rodó los ojos al otro lado de la línea—Puedo ir a verlo si quieres, ya tomé las llaves.

Muchas gracias, cuando le veas le dices que me llame. —dijo NamJoon soltando un suspiro de tranquilidad—Te debo una.

—Sí sí, adiós. —YoongSun rió y colgó. La joven salió y llamó un taxi el cual no tardó más de cinco minutos en llegar, indicó la dirección de la casa de NamJoon y Jin y se dirigió lo más rápido posible.

YoongSun no iba a negar que moría de ternura cada vez que NamJoon y Jin se encontraban juntos, era la pareja más cursi que había conocido, y después de todo, a pesar de que estaba separados temporalmente, lo seguían siendo y demostrándole a los demás lo perfectamente empalagosa que era su relación.

YoongSun ya no miraba a Jin con los mismos ojos de meses anteriores, ahora lo veía como un amigo y casi hermano, no podía evitar enamorarse de la pareja casada. Por otro lado, YoongSun seguía viendo a JaeHwan y eso estaba provocando empezar a sentir de nuevo aquellos sentimientos de mariposas en su interior cada vez que este le hablaba o abrazaba. YoongSun estaba cayendo en los brazos de Lee JaeHwan y deseaba que por primera vez, fuera correspondida y amada como tanto había deseando años atrás con su ex prometido.

Los minutos pasaron, luego de quince minutos de espera en el auto, llegó a la casa de SeokJin donde todas las luces se encontraban encendidas al ser de noche. No entendía por qué no respondía el teléfono a NamJoon si por lo que veía, se encontraba despierto. Bajó del taxi luego de pagar el servicio, y caminó hacia la entrada donde al tocar por segundos nadie abría o contestaba la puerta. La chica optó por sacar la copia de llaves que NamJoon le había dejado en manos, y abrió en silenció.

—Jinnie, soy YoongSun... —dijo la chica en volumen medio y buscando al castaño con la mirada. Al no tener respuesta, caminó por el pasillo principal, al llegar a la habitación de Taehyung sonrió enternecida al verlo durmiendo acurrucado y abrazando su pequeño peluche. Cerró la puerta de nuevo y al no encontrar rastro de Jin en las habitaciones principales, buscó su habitación en la cual únicamente el sonido de la televisión resonaba por el lugar—¿SeokJin? —YoongSun cambió su rostro a uno completamente preocupado, caminó hacia Jin y le abrazó mientras acariciaba su cabello con cariño.

¿Hace cuánto que YoongSun no veía a Jin en esa condición? Había pasado tanto tiempo desde que los ojos del castaño había reflejado tanto dolor y decepción.

SeokJin se encontraba acostado en su cama, abrazando una almohada, con sus ojos rojos, mejillas y labios hinchados de tanto llorar, y aparentemente viendo la televisión. YoongSun lo había tomado entre sus brazos mientras sentía pesada la respiración de Jin entre la curvatura de su cuello.

Matrimonio [NamJin]Donde viven las historias. Descúbrelo ahora