Capítulo 14

11.6K 1.7K 730
                                          

YoongSun empezaba a desesperarse.    

Todos los días llamaba a la casa de SeokJin para preguntarle como estaba, para saber si la extrañaba o necesitaba. Pero le menor lo único que le respondía era un ''Estoy bien, NamJoon Hyung está conmigo'' hasta el punto de que YoongSun llegaba a haberse arrepentido de haber hecho que NamJoon conociera a su lindo prometido.

Y es que YoongSun no llegaba a visitarlo por el simple hecho de estar castigada. El haber bajado de calificaciones y ponerse rebelde frente sus padres le había dado esas consecuencias, y sí que le estaba constando caro. Solo podía ver como NamJoon tomaba su chaqueta y le decía que visitaría a SeokJin, no le decía tan siquiera que le saludaría de su parte o le levaría con ella para verlo.

YoongSun también empezó a notar cosas realmente extrañas en su hermano. Le veía con una reluciente sonrisa siempre que llegaba de la casa del castaño, siempre compraba regalos y dulces, cosa que claramente no eran para ella. Así llegando a la conclusión de que todos esos detalles no eran nada más ni nada menos para Kim SeokJin

La chica en algún momento quiso preguntarle a su hermano si le gustaban los chicos. Ella quería una respuesta y estar segura de sus dolorosas sospechas de su hermano con su prometido.

YoongSun empezó a tener miedo, miedo de perder al chico que más ha amado en su corta vida.

Con suerte, el castigo ya había pasado, un mes exactamente sin ver a su pequeño había sido una competa tortura. Se colocó un vestido floreado y unas zapatillas bajas y sencillas haciendo juego con su vestimenta. Coloco su perfume y salió de la gran casa con una enorme felicidad en su pecho para ir a visitar a su prometido.

—¿YoongSun? ¿A dónde vas? —la mencionada volteo y miro a su hermano el cual como todos los días llevaba golosinas en una bolsa de compra.

—Creo que se te ha olvidado, yo voy a ver a mi prometido. —dijo cansada y recalcando la palabra 'mi'

—Oh es cierto, ahora ya puedes ir de nuevo... entonces te acompaño, yo igual me dirigía a verlo.

—Está bien Jonnie, vamos. —tomaron sus manos para adentrarse al coche del mayor.

En el camino YoongSun logro visualizar como NamJoon tenía en su muñeca un delgao brazalete -claramente de costo alto- en su muñeca derecha con la que tomaba el volante del auto—NamJoonie, ¿De qué es ese brazalete? —pregunto la chica curiosa mirando a su hermano.

—Nada importante, Sunnie. —respondió con simpleza sin dejar de dirigir la mirada hacia el camino.

—Mmm es que se ve muy costoso y se parece mucho a uno de esos brazaletes de pareja, Acaso alguien tien

—Llegamos. —interrumpió cortante para luego bajar de la camioneta. YoongSun solo bajo sin antes soltar un bufido y sacudir su vestido.

El moreno toco el timbre con normalidad, acomodo su traje e ignoro el hecho de que su hermana estaba tras suyo. YoongSun sabía que algo estaba mal, que no era como antes y eso hacía que sus sospechas aumentaran.

Solo se logró visualizar como un pequeño castaño abría la puerta y abrazaba a NamJoon con dulzura. La chica hizo presión en sus labios así formando una línea recta y quedando sin expresión alguna. SeokJin al ver a YoongSun se quedó quieto y serio, le miro a los ojos y le dedico una leve sonrisa para luego dejar un pequeño beso en su mejilla.

No pienses en esto YoongSun, solo son alucinaciones tuyas. NamJoon y SeokJin no podrían tener nada, no seas absurda. Se regañó a sí misma.

—¡Ayer cocine algo nuevo y quiero que lo pruebes Hyung! —soltó Jin con alegría y tomando la mano del moreno, dirigiéndole hacia la cocina y dejando completamente sola a YoongSun.

Matrimonio [NamJin]Donde viven las historias. Descúbrelo ahora