Capítulo 22.

1.4M 55.9K 10.3K

Dylan lo sabía. Ahora si que todos se enterarían, pero eso no era lo que me preocupaba.. ¡Ryan! Él se enteraría y ni siquiera quiero pensar que pasará.

¿Por qué todo tiene que ser tan complicado?

-Pero Ryan...

-Shh. No va a pasar nada. Él tendrá que aceptarlo. -Dijo dándome un beso en la frente.

-No quiero pensar en eso. Tampoco quiero verlo, no quiero ir a casa. -Dije haciendo un puchero. Lucas sonrió.

-No pensaba en llevarte a casa. -No le preguntaría donde pensaba llevarme, sabía que no me diría. Sólo sonreí.

Minutos después llegamos a una casa grandísima. Era hermosa.

-¿Dónde estamos? -Dije mientras caminábamos de la mano.

-Te voy a presentar a mi banda. Aquí es donde practicamos.

Entramos a una pequeña casa que había en el jardín. Estaba bastante nerviosa, quería darles una buena impresión a sus amigos.

-Hey, imbéciles. -Dijo Lucas saludándolos y yo solo reí.

Ellos se acercaron a nosotros y nos saludaron, los tres tenían su mirada fija en mí.

-Ella es Savannah. -Dijo apretando mi mano para darme seguridad.

-¿Esta no es la chica que estaba justo afuera del escenario cuando salimos? Claro, sí. Todo tiene sentido ahora, no volvimos a ver a Lucas después de eso. -¡Oh, Dios! Estaba segura que me había sonrojado, con tan sólo recordar nuestro primer beso después de muchos años. Todos rieron, incluso Lucas, y yo escondí mi cara en su pecho por simple vergüenza mientras reía también.

-Savannah, ellos son Tyler, Michael y John. -Lucas dijo sus nombres mientras me señalaba a cada uno. Tyler era rubio con ojos verdes, tenía muchos tatuajes. Michael y John eran bastante parecidos, los dos tenian el cabello castaño claro con ojos mieles, supongo que son hermanos.

-Hola. -Dije dándoles mi mejor sonrisa.

-¿Quién iba a pensar que nuestro querido Lucas tendría algo serio con una chica? -Le dijo John a Michael.

-La chica debe ser especial. -Dijo Tyler.

-La chica es especial. -Dijo Lucas mientras me daba un beso en la mejilla.

Todos estábamos sentados hablando. Estos chicos eran muy agradables, me encantaba que Lucas me dejara entrar en su mundo, que me presentara todos sus amigos, que me dejara conocerlo.

-Mañana iremos al American Club, practicamos lo suficiente y estoy más que convencido de que nos irá bastante bien. -Dijo John.

-Sí y quiero que vengas, Savannah. -Dijo Lucas mirándome- Si quieres puedes invitar a Danielle.

-Me verán allá. -Sonreí y ellos igual.

Seguimos hablando de cualquier tema que saliera en la conversación. Estaba pasando una muy buena tarde. Hasta que, un solo comentario, pareció arruinarlo todo.

-Tu madre llamó hace poco, Lucas. -Dijo Michael.

-¿Mi madre? ¿Qué dijo? -Le preguntó.

-Sí, dijo que quería hablar contigo urgente. Es sobre tu padre. -Lucas soltó mi mano y se levantó con furia. Saliendo y cerrando la puerta de un portazo.

Estaba completamente confundida. ¿Qué acababa de pasar? Los chicos se veían perdidos en su pensamiento después de lo que acababa de pasar. Me levanté a punto de salir.

Eres Mía, PequeñaDonde viven las historias. Descúbrelo ahora