Capítulo 34.

1.2M 66.8K 7K

Keaton estaba en la puerta, mirándome con furia.

-¿Me podrías explicar qué acabo de ver? -Preguntó serio. Él estaba furioso y claro, cómo no.

-No es tu puto problema, Keaton. No te metas en esto. -Dije seco.

-¿Sabes en qué problema te metiste? Ryan no tiene idea de esto, ¿verdad?

-No, Keaton. Y repito, este no es tu puto problema.

-No, no lo es. Pero Ryan enloquecerá cuando se entere. Te metiste con su hermanita.

-No es nada una maldita aventura si es lo que piensas, Keaton. Yo la quiero. -Dije y Savannah apretó mi mano.

-No seas ridículo. Te atraen las chicas que sabes que serán difíciles de conseguir, pero sabes que las conseguirás, porque tienes el ego demasiado alto. Y sí, las consigues y una vez que obtienes lo que quieres, las dejas. Eso es lo que has hecho siempre. Y Ryan no estará muy feliz de que lo hagas con su hermana. -Dijo Keaton acercándose a mí.

La furia se apoderó de mí. ¿El qué sabe? ¿Él acaso tiene alguna idea de lo que yo siento por ella? ¿Él acaso cree que sólo quiero pasar una noche con ella para después dejarla?

Lo empujé haciendo que se golpeara contra la pared.

-Tú no tienes ni puta idea de nada.

-No, no, no ¡Lucas, no! -Dijo Savannah apartándome de él.

-No puedo creer que traicionaste a Ryan así. Te arrepentirás.

-Tú no sabes nada, Keaton. -Dijo Savannah y me sorprendí. No quería que ella se metiera en esto, pero, ella sabía que nada de lo que dijo Keaton era cierto.

Ella sabe que todo es diferente.

-Tú también te arrepentirás mucho, Savannah. Lucas no es la clase de chico quien crees que es. ¿Por qué no sales con un chico de tu edad? No sé, uno que no te vaya a traer muchos problemas. Deberías buscar un chico en quien puedas confiar.

-Yo confío mucho en Lucas y es el único chico con quien quiero estar. -Dijo Savannah bastante segura y no pude evitar sonreír.

Alex y Ryan entraron a la cocina y me tensé. Espero que Keaton no vaya a abrir la boca.

-¿Qué hacen aquí? -Dijo Ryan y ninguno de los tres respondimos.

Keaton me miraba fijamente. Maldita sea, las ganas que tengo de patearlo y que se arrepienta de todo lo que dij...

-Yo ya me iba. -Dijo Savannah saliendo de la cocina y subiendo.

Más personas se enteraban y podía sentir los problemas acercarse.

~*~

Desde que Savannah está a mi lado, cambié muchas cosas, para bien.

Gracias a ella, me siento mucho más unido a mi madre. Aunque no voy a mentir, me molestó cuando dijo que por qué no vivo con ella y le hago compañia, ya que ella vive sola.

Supongo que odio que me digan la verdad o que me pregunten acerca de mis decisiones.

Pero esa niñata de cabello castaño claro hizo que cambiara de opinión acerca de muchas cosas. Y ella tenía razón. Debía aprovechar todo el tiempo posible con mi madre y para ser sincero, se siente bien estar a su lado.

-¿Llamaste a mi madre para decirle que vamos en camino? -Le dije a Savannah mientras conducía y ella llevaba un pastel de chocolate en sus piernas.

Eres Mía, PequeñaDonde viven las historias. Descúbrelo ahora