Escuece

82 7 0

Cuando recordamos escuece,

la herida empieza a supurar,

los recuerdos salen a borbotones

que uno no puede parar.

Los recuerdos pueden doler,

pueden hacerte sangrar lágrimas

y pueden hacerte llorar.

Pero ¿que sería de nosotros sin recuerdos?

Sin esa sonrisa tímida

que nos recuerda que  ella nos va a querer esté donde esté,

que ella va a seguir siendo nuestra flor de primavera incluso en invierno, va a cuidarnos desde dentro y va a vigilarnos desde arriba. Si miráis al cielo veréis un cielo triste,triste por los remordimientos de habernos quitado parte de nuestra luz, probablemente esté oscuro y frío, muy frío. Todavía no ha llegado a su destino final el calor de _________. En cuanto llegue, sabremos que ha ocupado un lugar privilegiado en nuestro interior.

Cicatrizando versos¡Lee esta historia GRATIS!