Te podría (ll)amar

45 7 4

Lo prohibido es lo que
más nos llama la atención.

Te podría llamar manzana
pero no estamos en el paraíso
y no hay serpiente que me tiente.

Te podría llamar solución
pero seguramente seas el problema.

Te podría llamar utopía
pero prefiero pensar que algún día
me mirarán tus pupilas.

Te podría llamar mapa
pero contigo quiero perderme
no encontrarme.

Te podría llamar secreto
pero todas las noches grito
tu nombre al silencio.

Te podría llamar medicina
pero eres mi enfermedad crónica.

Te podría llamar llama
pero solo vendes humo.

Te podría llamar sueño
pero eres tan egoísta que eres insomnio.

Te podría llamar
pero no tengo claro
si me contestarías,
y no soportaría
anticipar despedidas.

Cicatrizando versos¡Lee esta historia GRATIS!