Cartón-piedra

77 6 0

Y aquí seguimos,

jugando a que lo

nuestro era de

cartón-piedra.

Tuvo que llegar la tormenta,

tuviste que esperar

a que lloviese,

para que vieras,

que no había

quién nos destruyese.

Pero mira por dónde,

yo no conduzco la

electricidad mojado,

búscate otro mártir

que esté seco

y vete a hacerte

la frágil a otro lado.

Cicatrizando versos¡Lee esta historia GRATIS!