Lecciones

6K 515 45
                                    

[Bijū hablando]

''Personaje hablando''

«pensamiento»

{Ataques especiales}

-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-

"Ravel, ya pasamos tres días juntos y te lo diré claro, tú comportamiento no es el de una dama, sino más bien el de una niña malcriada, te falta elegancia, personalidad, presencia y por sobre todo educación, tú vocabulario hacia con los demás es impropio para alguien de tú calibre. Deseo enseñarte a ser una mejor mujer, pero necesito de tú ayuda y buena voluntad para ello"- Le pidió mientras comía una galleta

"No entiendo lo que dices..."- Trató de evadirlo

"Ésas actitudes no son dignas Ravel, incluso, debes ser elegante al hablar, calmada y sabia con tus acciones, tienes el porte, eres hermosa, sólo te falta lo que antes te he mencionado, no más berrinches, enfrenta tus problemas y busca la perfección, nunca dejes de intentar atraparla. Incluso cuándo parezca imposible, ése será el motor de tú determinación"- Dejó su taza y se puso de puntillas frente a ella -"Yo estaré siempre ahí para cuándo me necesites. Consejos, apoyo, charlas, inclusive puedo ser la tumba que guarde tus secretos, me gusta escuchar"- Le sonrió, se paró y comenzó a caminar lentamente con rumbo a las escaleras

Ravel nuevamente estaba cautivada, su tono de voz era tranquilizador, hasta paternal, pero más que nada la hacía sentir importante, cómo si realmente ella fuera alguien de su familia, su hermana, su hija, su concubina...

"¿Porqué? ¿Porqué eres tan amable? ¿Qué es lo que buscas?"- Le preguntó un poco exaltada

"Durante años ésta casa jamás pudo proteger a sus descendientes, mucho menos a sus subordinados, el orgullo Bune cayó en la desgracia, Tomuro mí difunto mayordomo me contó sobre ello, incluso mí padre fracasó, pero yo soy diferente, todos aquéllos que vivan en ésta casa son hijos de la familia Bune, no importan los lazos sanguíneos, mucho menos tu estatus, todos son tratados por igual y son protegidos bajo el ala del líder. Mí deber es seguir las tradiciones, y una de ellas es la elegancia. Mientras el mundo se dirige a un habla más informal y vulgar, los Bune mantenemos nuestro respeto por el otro, nos mantenemos sobre la línea de lo formal y no nos moveremos de ella. Con mí mandato se ha añadido una nueva tradición, cada invitado de ésta casa se llevará consigo una rutina de entrenamiento que lo hará reconsiderar sus métodos de entrenamiento, de ésta manera seremos reconocidos no sólo por nuestro poder, también por el que otorgamos, tú caso es especial, primero quiero transformarte en una señorita hecha y derecha, luego de ello te guiaré por el camino del poder, por el que podrás aspirar a la cima dónde se encuentran los Maō, o en su caso Grayfia, la reina más fuerte"- Se giró y comenzó a subir las escaleras

"¿Cuando comenzamos?"- Pregunto en voz baja pero aún audible

"Mañana a primera hora. Búscame en la biblioteca, allí te enseñaré cómo comportarte mientras estés en ésta casa"- Siguió caminando con ambos brazos en su espalda

Ya caminando por los pasillos del segundo piso, Abbadon retiró el hechizo de su brazo derecho, mostrando su verdadera forma y color.

"Sigue siendo incómodo, aún no logro acostumbrarme a él, pero es normal, está recientemente implantado"- Habló consigo mismo mientras movía su muñeca

"Abbadon-sama, perdone que lo moleste, pero hemos recibido una carta por parte de la familia Phoenix"- Entregó el papel a su amo

"Puedes retirarte"- Tomó el papel y dejó ir a la sirvienta

Abbadon se mantuvo en su lugar leyendo la carta lenta y atentamente, en éstos casos sólo leer no era suficiente, saltarse un pequeño punto podría significar una perdida, nunca te fíes de un demonio, por mas generoso que pueda parecer, la trampa y el engaño se encuentran en su ser. Al terminar de leer no vio nada que le llamara la atención excepto que quería ver a su hija, a tan sólo unas pocas horas de ella haberse mudado, no tuvo ningún problema, por lo que procedió a comunicarle a Ravel, la cuál inmediatamente fue a su casa.

Un Camino Gris - (Naruto x DxD)Donde viven las historias. Descúbrelo ahora