Capítulo 1

10.8K 186 96
                                    

Sobre una hermosa cama matrimonial muy grande de dosel, ahí acostado abrazando una almohada que era casi tan grande como él, un zorrito de pelaje blanco, cabello negro terminado en puntas anaranjada y ojitos de botón rojos y tristes miraba fijamente la puerta y las orejitas levantadas escuchando atentamente como se oía los neumáticos de un auto de lujo deteniendose sobre gravilla del estacionamiento.

> Daddy llegó...< Pensó el zorrito.

Asmodeus, que así se llamaba el zorro, se sentó de rodillas en la cama soltando la almohada y esperando sumiso y paciente a su superior. Llevaba puesto ese día un collar y unos brazaletes con púas de acero, una camisa negra que cubría nada más su pecho y del tronco a la cadera era pelaje, unos shorts muy cortos de blue jean.

> Ya llegué, Baby..< dijo un demonio albino con una voz muy masculina, gruesa y fuerte.

El zorro guardo silencio hasta que apareció su Daddy, llevaba un traje negro de terciopelo muy elegante. Se quitó el saco y lo puso sobre una pechera.

> Hola, Daddy. 💕< el zorrito le dirigió una sonrisa falsa mientras pensaba su colita suavemente de un lado a otro como un perro cuando ve a su amo.

> Hola.< respondió secamente mientras se sentaba en la cama y revisaba su teléfono.

Asmodeus se acercó con una dulce cautela a su Daddy y puso su cabecita sobre las piernas del mayor esperando una muestra de afecto.
Michael, su amo, lo miro a los ojos con seriedad, su ojo izquierdo era un botón negro y el derecho era como el de cualquier humano con un iris rojo y una pupila rajada como la de un gato. Simplemente soltó un gemido y apartó a Asmodeus de forma brusca para poder levantarse, dejar su celular sobre la mesa de noche y comenzar a desvestirse.

> ¿Tuviste un mal día, Daddy?..<

> De la mierda...< Michael se quitó la camisa de manga larga blanca.> ¿La comida está lista?.<

> Está en el horno, Daddy.< respondió su zorrito sentado sobre la cama.

> Entonces muévete, idiota.<

> Si, Daddy..<

Asmodeus salió de la habitación y bajó las escaleras sin el más mínimo ruido.
Fue hasta una cocina pulcra, de concepto abierto y muy moderna. Se puso los guantes de cocina y con cuidado sacó del horno la cena de la noche, tuvo que ponerse de puntillas ya que el horno quedaba a unos centímetros más arriba.

Mientras el zorrito buscaba los platos el demonio se le acercó por detrás y comenzó a manoseado dentro del short pasando de su culo suave a su bulto de enfrente, fue hasta las caderas y pecho mientras le hacía chupones y le daba besitos en el cuello.
Al zorro le temblaban las piernas y las manos y de milagro los platos no sé le cayeron al suelo.

> D-Daddy, tengo que servir la mesa...<

> No me importa.<

> A mi si..<

Aprovecho que su Daddy se separó por un segundo de él para alejarse e irse a la mesa a poner los platos y los cubiertos.

> No había terminado.< Dijo Michael irritado y mirándolo de forma muy fría.

> Pues yo si..< Replicó Asmodeus tratando de que no le temblara la voz.

> Ven acá.< Le ordenó.

> No quiero.< Respondió.

Eso terminó de molestar al demonio.

> TE DIJE QUE VINIERAS ACÁ.<

Yes Daddy.Donde viven las historias. Descúbrelo ahora