Capítulo 2: El trato con la guardia.

69 6 1

Lena se encamino a la carpa del líder, el chico era un joven alto de 21 años, de cabello rubio corto, ojos castaños, delgado pero musculoso, vestido con una camisa blanca, chaleco negro, pantalón de vestir y zapatos a juego, siempre traía en la boca un palito de madera que era el remplazo de su anhelado cigarro, ya que en Eldarya no había algo parecido.

- ¡No!- exclamo el chico al verla.

- Pero ni siquiera he dicho nada- alego Lena.

- Ya se lo que vas a decirme, ya me contaron los muchachos- dijo el chico- y la respuesta es no-

- Pero, piénsalo bien hombre, podría ayudarnos mucho el aceptar-

- No me agrada la guardia y lo sabes- dijo el rubio.

- Por favor, no pienses solo en ti y en tu odio a la guardia, piensa en lo demás- dijo la chica- piensa en los beneficios para nuestra gente, podríamos tener comida, verdadera comida-

- Lena...- dijo el chico suspirando.

- Piénsalo- comento la chica.

- No me da confianza esa gente, no quiero que te vayan a lastimar-

- No lo harán, mañana veré a ese chico, Nevra-

- Y yo te acompañare- dijo el chico contundente.

- Si eso te hace sentir más tranquilo-

- Quiero que me explique a detalle lo que harás y cuál será el pago, después decidiré si aceptar o no ¿entendido?- comento el líder.

- Si- accedió ella, de todas maneras él no la dejaría decir más.

A la mañana siguiente Lena se preparó para ir a la ciudad de Eel, junto con su líder, ya casi era hora del almuerzo, ambos salieron del campamento adentrándose en el bosque, para llegar a las puertas de la muralla de la ciudad. Nevra ya se encontraba en la cafetería esperando y al voltear a la puerta, observo a la castaña llegar, vestía unos vaqueros de mezclilla con parches y una blusa color azul, a su lado le acompañaba un chico rubio vestido de traje, ambos se acercaron al vampiro, sentándose en las sillas frente a la mesa.

- Me alegra que vinieras- dijo Nevra- ¿Quién es tu amigo?- pregunto.

- Soy alguien que cuida de Lena y se preocupa por ella, así que quiero que me expliques a detalle el trabajo que le ofreciste- menciono el chico rubio de forma ruda.

- Claro, mira hable con nuestra gobernante y está de acuerdo en ofrecerte lo que pidas, como pago por mostrar tu espectáculo- hablo Nevra sumamente tranquilo.

- ¿Cualquier cosa?- pregunto la chica.

- Si, tú solo pon el precio-

- Quiero raciones de comida- dijo Lena.

- Esta arreglado, las tendrás-

- Bueno y ¿Qué hará Lena exactamente?- pregunto el rubio.

- Presentara su baile como lo hace en las ciudades, también cantara una canción para el embajador y es todo- explico Nevra.

- Esta bien, ella estará segura ¿verdad?- dijo el chico, mirando a Nevra con seriedad.

- Si, totalmente-

- ¿Qué opinas?- dijo Lena.

- Suena bien la oferta, así que aceptamos- menciono el rubio.

- Genial- dijo el pelinegro- ahora Miko quiere verte bailar, acompáñame, por favor-

- Necesito ir por mi ropa y cosas al campamento- comento la castaña.

- Claro, voy con ustedes-

Sangre de gitanaWhere stories live. Discover now