CAPÍTULO 30 (Gracias por darme está bendición)

141 12 1

Meses Después (__Tn Prov.)

Ya habían pasado varios meses desde la reconciliación con Kookie, en la cual todo había ido de maravilla, y no se diga mi embarazo ya solo faltaba un mes para que nuestro pequeño naciera !Sí! Sera un niño, solo que Kookie aun no lo sabe, habíamos prometido que sería sorpresa, pero en la última visita al ginecólogo no pude con la curiosidad, le había pedido a kookie tras terminar la visita que esperara afuera y así fue como le pregunte al ginecólogo por el sexo de mi bebé, el cual me dijo que sería un bello barón —llevo la mano a mi vientre y lo acarició— tú papi muere de ansias por conocerte mi amor.

—Y si que lo estoy —Kookie, entra por la puerta de nuestro dormitorio y planta un beso en mi frente y me abrazaba a él.

—Ya falta poco amor —en unas semanas más estará con nosotros —le sonrió y este planta un pequeño beso en la comisura de mis labios.

—Ya quiero que pasen las semanas pronto nena, pero a lo que vengo es a preguntarte como vez la habitación en la cual dormirá nuestra pequeña o pequeño —miro la habitación nuevamente la cual era blanca con algunos estampados de Animales que se adaptaban a ambos sexos, en una esquina había un enorme oso de peluche el cual le ayudaría de cama cuando cumpliera los tres años, un estante en el cual contenía varios paquetes de pañales de diferentes tallas, toallitas húmedas, y talcos de bebé y en el medio lo mas importante una cuna la cual contenía algunos peluches de los cuales uno era un hermoso oso Panda. Miro a kook y le sonría encantada.

—Me encanta la decoración de la habitación kookie, es muy bonita, a nuestro hijo o hija le encantara— le digo y él envolviéndome con su brazo asiente.

—eso es bueno, es mi primer hijo y quiero darle todo lo mejor posible, espero y ser un buen padre —me dice algo desanimado y yo tomo su mano para darle ánimos.

—Y ten por seguro que lo harás mi amor, tan solo por desear que nazca y este entre tus brazos eso ya te hace un gran padre mi amo... !Ah! —me quejo mientras llevaba mi mano al vientre.

—¿Qué pasa? —pregunta kook, angustiado, mientras yo nuevamente me quejo y siento humedecerse mis pantalones al parecer esta rompiendo fuente. Lo cual no podía ser porque aun faltaba tiempo, siento otra contracción y de mis labios escapa otro quejido pero esta vez más audible.

—Mi amor... Creo que ya va nacer, se me ha roto la fuente —le digo y este se queda un momento en shock sopesando lo que le acababa de decir. Gritó de dolor ahora más fuerte haciéndolo reaccionar y para que nos pusiéramos en marcha al hospital.

—Tranquila mi amor, todo va a salir bien —me dice mientras salimos de la habitación.

—!Kook! Que no se te olvide la pañalera y la mochila donde esta mi cambio de ropa los cuales están en el closet le digo— como puedo y este rápidamente va a nuestra habitación y las trae.

—Listo mi amor, ya las tengo —bajamos las escaleras con cuidado y en ese momento sale la señora Moo Ra y pequeña nieta Dan quienes nos veían preocupadas.

—Qué pasa señor... ¿Se encuentra bien la señora __Tn? —pregunta angustiada a lo cual yo trato de tranquilizarla, en este tiempo que e vivido aquí la señora Moo Ra, Jung y la pequeña Dan hemos aprendido a convivir y llevarnos de maravilla.

—No te preocupes Moo Ra, yo estoy bien, es solo que el bebé ya quiere nacer, le digo y esta me mira sorprendida.

—Pero aun falta un mes señora __tn.

—Lo sé, pero se adelantó —respiro hondo para calmar un poco el dolor.

—Bueno Moo Ra, nos vamos, cualquier cosa que pase te llamo —y sin más salimos de casa para ir hasta el hospital al cual no tardamos mucho en llegar, bajamos y rápidamente unos camilleros me suben a una silla de ruedas y me ingresan a maternidad en donde cada vez que pasaba las horas los dolores se hacían más insoportables. El doctor quien se encargaría de traer a mi bebé entra en la habitación y me saluda y me dice que revisaría mi dilatación para saber si ya era hora de que el bebé naciera, me revisa y da señal a una enfermera indicándole que ya estaba lista para dar a luz.

—por favor traigan a mi esposo, necesito que este aquí —digo con temor y en ese momento siento que toman mi mano.

—Aquí estoy princesa, todo va a salir bien —me dice kook y yo asiento.

—Ahora señora cuando le indique por favor puje lo más fuerte que pueda —me dice el doctor, toma una fuerte respiración.

—Ahora señora !Puje! —lo hago mientras apretaba con fuerza la mano de Kook.

—Lo esta haciendo muy bien, ya veo su cabeza —me dice y aquello me impulsa a pujar aun más hasta que siento que sale, pero no escuchaba su llanto lo cual me alarmo.

—Qué sucede, porque no llora —pregunto angustiada a lo cual el medico me pide que me tranquilice, se lo llevan y minutos después se escucha un llanto, la enfermera vuelve con mi bebé y lo pone en mis brazos.

—Por lo general hay beses que los bebés no lloran al nacer porque sus vías respiratorias son obstruidas por el liquido amniótico el cual es necesario limpiar, fue por ello que su bebé no lloro, pero como pueden ver para ser un bebé de Ocho meses esta muy sano, felicidades por el varoncito —nos dice el médico a la cual kook y yo sonreímos.

—Te amo mi bebé hermoso —beso su frente mientras Kook tomaba su pequeña manita y sonreía.

—Gracias por esto mi amor, gracias por darme está bendición —besa mi frente.

—No agradezcas amor el es producto de nuestro amor —le digo y en ese momento se acerca una enfermera.

—Perdón que los interrumpa, pero tengo que llevar al bebé a que le hagan los estudios de rutina —me dice y ambos asentimos le entrego al bebé— ahora la moverán a una habitación más cómoda y luego volveré a llevarle a su pequeñín para que lo alimente por primera vez.

La enfermera se va con mi pequeño y minutos después entran unos camilleros los cuales me traspasan a una cama más comida y me llevan a otra habitación privada donde Kook se quedaría conmigo cuidándome.

—¿Cómo te siente mi amor? —me pregunta Kookie mientras acariciaba mi mejilla.

—Cansada mi amor —le digo sintiendo mis ojos pesados.

—Descansa un poco princesa, cuando traigan a nuestro hijo, yo te despertare ¿De acuerdo? —asiento y poco a poco caigo en los brazos de Morfeo...

************************************************

Bueno chicas aquí el capítulo de todos los jueves, el cual espero le haya gustado, les aviso que la próxima semana no podre actualizar, así que sería de está que viene a la otra, espero me entiendan.

No sé olviden Votar y sobre todo dejar sus bellos comentarios los cuales me encantan leer 😉

ChoiRaeSun.

El Padre De Mi Hijo Es CasadoWhere stories live. Discover now