Capítulo 48

567 37 0

Esas palabras me pillaron de sopetón. ¿Qué iba mal? Mi cara borró esa sonrisa de hace tan solo unos segundos.

-¿Qué va mal?

-Pues que todavía no seamos novios -él sonrió. Yo estaba un poco confundida ¿eso era una indirecta? -¿Quieres ser mi novia?

Sonreí como nunca había sonreído. Le di un beso, apasionado y romántico.

-Claro que si idiota.

Ambos estábamos echados en la playa, como si nada ni nadie existiera, además de nosotros dos. Era perfecto, espectacular, mágico... Era... Era como un sueño. Era, como esos cuentos de hadas que te cuentan de pequeña, cuando crees que de mayor serás una princesa, como las chicas de la historia. Pero, que luego te das cuenta que no es así. Ahora mismo, Louis me hacía sentir esa princesa.

-Me has cambiado el verano. -le dije.

-Y tú la vida -contestó.

Le abracé. Así estuvimos un rato, con el sonido del mar al fondo. Era muy gratificante.

-Eres mi aburrida favorita -soltó el después de unos minutos sin decir nada.

-Y tu mi idiota preferido.

-¿Me prometes una cosa? -me incorporé un poco para verle a la cara.

-Lo que sea.

-Que cuando seamos mayores, tengamos hijos, y que los vistamos de zanahorias. Si me prometes eso, te juro que nunca te dejaré ir.

Yo quedé extrañada, luego me reí, y él hizo lo mismo.

-Te lo prometo -dije entre risas.

El tiempo pasó volando, yo me volví a echar por completo, es decir, poniendo la cabeza en su abdomen, y hablamos, y hablamos. Y seguimos hablando...

Continuará...

#LPQMELPQSP // l.t.¡Lee esta historia GRATIS!