Capítulo 1

1.5K 77 1

-Mamá por favor, no me hagas esto -dije insistiendo una y otra vez- no quiero ir al pueblo.

-Anda calla y métete en el coche de una vez.

-Pero es que allí no tengo amigos.

-Pues los haces. Te dije mil veces que allí hay mucha gente de tu edad, si no haces migas con ellos es porque no quieres.

-Es que no quiero ir mamá. Ya te dije que la madre de Ana me deja quedar en su casa.

-Me importa un pimiento. No voy a estar un verano entero sin verte.

-Mamá...

-Ni mamá ni mamó. Vayámonos.

Ella arrancó el coche. Y nos dirigimos hacia el infierno.

Estuvimos como tres horas, tres larguísimas horas en la carretera. Yo iba escuchando la radio, y cantando las canciones que aparecían. Soy una gran aficionada a la música. Sé tocar un poco la guitarra, y me encanta cantar. Mi madre me dice que no lo hago mal, al igual que mi mejor amiga Ana, pero en fin. Siempre pienso que lo dicen porque me quieren, y para que no me haga daño la realidad.

-¡Por fin! -dije saliendo del coche y pisando el suelo alegremente- ¡llegamos! No aguantaba más en ese coche.

-¡Hombre! -dijo una señora, tendría entre 40 o 50 años, saliendo de la casa que había al lado de nuestro chalé del pueblo. La vecina de todos los años- Habéis llegado ya. Ui meca, Irene, cuánto has crecido. Estás muy guapa -me empezó a pellizcar los mofletes, como hacía todos los años.

#LPQMELPQSP // l.t.¡Lee esta historia GRATIS!