-VIOLACIÓN, VIOLACIÓN- Grite mientras Austin, que intentaba que me levantará la camiseta para curarme, estallaba en carcajadas y se apartaba un poco.

-Más te gustaría, Abby, más te gustaría. Venga ya, déjame que te cure.-Dijo por enésima vez.

-¿Por qué no me puedo curar yo en mi casa?-Dije con fingida indignación.

-Porque no te voy a llevar a tu casa así, vamos, Abby no es para tanto.-Suspire y finamente me rendí. Empecé a levantarme la camiseta. Cada centímetro que levantaba más roja me ponía, nunca había estado así con un chico. Levante mi estropeada camiseta hasta el borde del sujetador, lo suficiente como para que me la cure. Procure no mirarle a los ojos en ningún momento y ocultar mis ruborizadas mejillas tras mi pelo.

Empecé a notar un escozor en la zona de la herida. Estuve unos minutos que se me hicieron eternos con la camiseta levantada y con un continuo escozor. Me puso una gasa pegada con un esparadrapo y dijo.

-Ala ya está ¿a sido tan dramático?-Simplemente le saque la lengua y me bajé rápidamente la camiseta.- ¿Te llevo a casa?

-No me he traído las llaves- Sabía que algo me faltaba- voy a ponerle un mensaje a mi hermano a ver si está en casa.- Cogí el móvil que gracias a Dios no se había escacharrado en la caída y no hizo falta de escribirle, había un mensaje de él que decía que saldría a comer fuera, volvería por la tarde.-bueno creo que me quedaré aquí.... Es decir si no te importa.

-Claro que no.-Mis tripas involuntariamente sonaron, intente toser para tapar los ruidos- ¿pedimos una pizza?- Oh mierda me ha oído. Asentí-bueno pues vamos abajo.-Me levanté para seguirle y en el momento en el que apoye el pie izquierdo un pinchazo me recorrió el cuerpo y caí al suelo.-Abby, dios mío ¿estás bien? Perdón perdón se me olvidó que tenías el pie mal.-Me tendió la mano para ayudarme. Tenía tres opciones:

1)La rechazaba y me levantaba por mis medios (probablemente acabaría en el suelo y con más dolor, pero eso si con más orgullo)

2)La cogía y que él me levantará.

3)La cogía y con su impulso yo me levantaba pero a él le tiraba al suelo...

Adivinad cual escogeré.

-Gracias-cogí su mano y con toda la fuerza que pude apoyando mi pie derecho en el suelo con fuerza y con el izquierdo en el aire me levanté mientras el caía ruidosamente en el suelo y yo me empezaba a reír como una loca.

-Oh Abby, que bajo caíste.

-Más bien tú fuiste el que cayó.

-No deberías haber hecho eso.

-Uhh que miedo.

-Vas a arrepentirte. Como estas coja te doy 5 segundos para salir corriendo.-Me reí aún más y empecé a correr, más bien a saltar a la pata coja por la casa, no sabía donde iba pero iba lo más rápido que me era posible, entonces oí que llegaba al segundo 5 y unos pasos que iban detrás de mí, sabía que me iba a pillar, era lógico, pero se lo puse lo más difícil que pude. Corrí hacia cualquier lado, ya que no me conocía la casa.

Sabía que me estaba dejando ventaja, ya que todavía no me había alcanzado.

No deje de correr, cuando ya me estaba cansando de correr sin rumbo, me pare a descansar, apoyando las manos sobre mis rodillas.

Después de coger aire, me volví a levantar para volver a salir corriendo, estaba a punto de hacerlo...

- Buh.- Dijo Austin por detrás, yo con lo asustadiza que fui me caí hacia atrás pero ahí estaban sus reconfortantes brazos, que me impidieron que tocara el suelo. Ninguno de los dos se movió, nos quedamos quietos, como sí se hubiera detenido el tiempo.

Yo mirando a sus ojos y el a los míos, su rostro ni siquiera mostraba cansancio por estar sujetando todo mi cuerpo.

Mierda, mierda, mierda, se está acercando.

Mierda está demasiado cerca.

MIERDA ESTAMOS A MENOS DE 5 CENTÍMETROS, APARTARE ABBY.

Mi cabeza está en su gran debate mental, mientras que mi cuerpo no reacciona... Juro que intento moverme pero no puedo, entonces el destino me hizo un favor... O no tanto.

De pronto se apagaron las luces, y un escalofrío recorrió por dentro de mi cuerpo. Los dos nos separamos de golpe, sobresaltados. Sé que no es normal que una chica de 16 años le tema a la oscuridad... Pero ese es mi caso.

- Austin.- Dije con la voz temblorosa, le note a mi lado. Y me aferré a su brazo fuertemente, pero él no se quejó. Aún todo seguía un poco incómodo después del casi-beso pero ahora mi mayor preocupación es mi gran miedo a la oscuridad.

- Abby, tengo que ir a ver sí están bien los plomos.- Dijo Austin, y yo asentí aunque él no podía verme.

Comenzó a andar conmigo pegada a él, no pensaba apartarme.

Alumbró el pasillo con la linterna del móvil, y se paró frente a una foto que había en la pared, en la que aparecían: Una mujer de unos cuarenta años, muy guapa para su edad, un hombre a su lado con el que sale tomado de la mano, y debajo de estos un niño de 9 años, que supuse que era Austin ya que es exactamente igual. Y a su lado se encuentra una pequeña niña con los ojos claros, y una enorme sonrisa que va dirigida hacia la persona que hace la fotografía. No sabía que tenía una hermana.

Austin levanta el cuadro y deja ver un panel con muchos interruptores. Le suelto el brazo para que pueda acceder a ellos, pero no me muevo de su lado.

Después de observar un rato el panel, se gira hacia mí.

- Aquí está todo bien.- Dice con el ceño fruncido.

Me fijo en una pequeña pieza que se encuentra bajo uno de los interruptores.

- ¿Qué es eso?.- Pregunto ante mi curiosidad, se vuelve a girar hacia el panel y se queda observándolo detenidamente. Lo quita y lo mira aún con el ceño fruncido. En el momento en que lo quita se encienden todas las luces.

Miro todo mi alrededor aun dudando por todo lo que acaba de ocurrir. Esa pieza la ha tenido que poner alguien, pero le hubiera visto... Esto no me gusta, últimamente están pasando cosas muy extrañas.

Primero el robo y ahora esto... Sin olvidar que casi beso a Austin Clark.

____________________________________

*casa de Austin en multimedia*

¡¡¡¡4 meseeeeeeeeeessss!!!! Muchas gracias a los que seguís la novela, votáis y comentáis ♥♥♥. Y que sean muchos maas.

Aquí otro capítulo, con más acción.

Besooos. Esperamos que os haya gustado ♥

@ proud_sisters

¿Me olvidarás?¡Lee esta historia GRATIS!