Recorrimos un buen trecho con skate, hasta que finalmente me dijo que ya estábamos llegando. Entonces lo vi, a lo lejos, la mejor que había visto... Vale he de admitirlo, me está empezando a gustar esta pequeña ciudad lo que fuese. Ante mi se encontraba la pista de skate más grande, preciosa e imponente que había visto nunca.

-Wow- Se escapó de mi boca.

-Así que te gusta.- Si estuviéramos en otra situación diría que no para fastidiar... Pero que leches era genial.

-No, no me gusta.- puso cara de confusión- me encanta. Gracias por saber que esto me animaría.- Y corriendo me dirigí a una de las pistas y me puse a practicar. Sabía que Austin me estaba mirando, y cuando por fin me canse de sentirme observada y levante la mirada para decirle que porque me miraba... Me quedé pasmada. Me subí en mi skate, y avance la poca distancia que me quedaba hacia Austin.

Le susurre:

-Austin, ¿porque todos me miran?.-Le dije un poco avergonzada ante la vista de todos.

-Wow, nunca había visto a alguien tan impresionante como tu por aquí.- Dijo una voz que no era la de Austin.- en todos los sentidos.-Susurró, mirándome de arriba a abajo, yo ya sentía el calor en mis mejillas.-Ha sido increíble. Pero... ¿Quieres mejorar la técnica?- Le mire con cara de confusión, ni siquiera sabía como se llamaba...-Kyan, me llamo Kyan.-Como si me hubiera leído la mente.

-Abby creo que ha sido mala idea venir aquí.-Dijo Austin mientras se acercaba a mi. Kyan le apartó como si fueran amigos de toda la vida.

-Deja a la chica divertirse, Austin.-Mmmm espera espera...¿Estos dos se conocen?- Vamos ¿Abby ...no era así? te enseñaré algo.- Decidi seguirle, por curiosidad.... Abby la curiosidad mató al gato. Ohh cállate subconsciente. Y acto seguido se puso a explicarme como hacer un kickflip. Al principio no lo pillaba bien, pero cuando le cogí el tranquillo y estaba decidida a probarlo con velocidad y cuesta, me subí arriba, pero antes de tirarme mire a Austin, que negó con la cabeza haciéndome ver que no lo debía hacer, pero mire a Kyan que asintió y sonrió con autosuficiencia. Me tire con el skate, wow esto si que cogía velocidad, no podía rendirme ahora no delante de la mirada de aquellos chicos...¿Desde cuando me importa lo que piensen los demás? Orgullo abby tu orgullo. Cuando llegaba al fin de la cuesta salte, todo estaba saliendo genial, el skate dando sus vueltas, yo en el aire... Tenía que caer encima del skate, lo hice perfecto pero cuando llegaba al centro perdí el equilibrio y caí... Nada importante unos rasguños en la pierna.

-Vamos nena, ¿no lo puedes hacer mejor?- ¿Nena? ¿Enserio? Jamás entenderé porque los chicos siempre nos llamaban así...
Cogi el skate con toda la dignidad que pude y volví a subir.

-Abby... No lo hagas, no tienes nada que demostrar.- dijo Austin.

-No me voy a rendir... No ahora- Con más seguridad que antes me volví a tirar salte, el monopatín dio sus vueltas y al caer el pie se me torció encima del skate y cai rodando hacia abajo, mi costado cayó en un lado del monopatín, vale eso si dolía... Todo me daba vueltas. -¿Abby estas bien?.- Escuche la voz amortiguada de Austin.
Antes de contestar comprobé todo mi cuerpo, y estaba fatal. Tenía algunos rasguños y sangre en el costado derecho, probablemente del roce o skate. Pero nada en comparación con el dolor que sentía en el pie izquierdo. Encima los pantalones que llevaba eran unos negros rotos, más rotos de lo que me gustaría ahora(foto multimedia)
-Abby ¿estas bien?- Esta vez su voz sonó más clara. No, no estaba nada bien.

-Déjame llevarte al hospital Abby ha sido mi culpa.- dijo Kyan. Se acercaron los dos a paso rápido hacia a mi, Austin se agachó primero y acto seguido Austin dijo:

-Quita- y le empujó no muy fuerte a un lado- ya has hecho suficiente.

-Pero ha sido mi culpa yo la llevaré.

-A ver que no entiendes de las palabras YA LA LLEVO YO- Dijo Austin alzando un poco la voz.

-QUIERO HACER ALGO POR ELLA- Y así empezaron a discutir. Ahora que no era el centro de atención me intente levantar, sus voces sonaban amortiguadas. Cuando apoye el pie izquierdo un dolor agudo me recorrió el pie y el tobillo, solté un grito ahogado y ahí es cuando esos dos dejaron de discutir y se fijaron en mi.

-Aparta imbécil- Dijo Austin y me cogio con uno de sus brazos debajo de mis piernas y otro por mi cintura procurando no tocar mi herida yo puse mis manos alrededor de su cuello. -Mi casa esta más cerca iremos allí, ¿de acuerdo? Allí te curare.-Simplemente asentía, no tenía fuerzas para contradecirle. El me aguantó en brazos todo el camino. Cuando por fin llegamos a su casa, y entramos. Él aún seguía llevandome en brazos, su casa era más grande que la mía, mucho más grande. Subió las escaleras con facilidad a pesar de llevarme encima y entramos en una habitación con una cama doble en el centro y todo el alrededor lleno de trofeos y fotos, algo de ropa por el suelo y muchos papeles por la mesa. Me dejó en la cama y dijo:

- Te dolía el pie ¿no?

- Si el izquierdo.

-Ahora vuelvo ¿vale? No te muevas.- Obseve el cuarto desde mi posición, siendo obediente por una vez. Había trofeos de fútbol americano y un par de skate, fotos practicando estos, y con mucha gente, otras con la que supuse que sería su familia.

-Ya estoy aquí. Quítate el zapato y el calcetín del pie que te duele.- Hice lo que me dijo y me echó una crema y después me coloco una tobillera.
Me fue limpiando los rasguños de la pierna uno a uno con paciencia, yo miraba su cara de concentración, la cual era muy divertida.
Intente contener la risa, pero finalmente una gran carcajada se escapó de mi boca, provocando un pinchazo en el costado. Él me miro con confusión, pero yo no podía parar de reír, simplemente no podía. Finalmente le contagie la risa lo que fue mucho más gracioso, los dos acabamos riéndonos, a pesar del incómodo y constante dolor en el costado.
Cuando por fin paramos el se dio cuenta de que tenía la camiseta con sangre:

-Abby no quiero sonar mal, pero levantate la camiseta tengo que terminar de curarte.

-No, no y no.

-Abby, por favor no puedes ir a tu casa así. Levantate la camiseta- eso si sonó mal- para que te cure- continúo al ver que había sonado tan mal. No me llevantaria.

_________________________________________

Holaaa!!! Bueno aquí estaa otro capítulo. Esperamos que os guste.

Besoos proud_sisters

¿Me olvidarás?¡Lee esta historia GRATIS!