Cumpliendo

3.3K 168 7

Simón miro de nuevo a su reloj, no podía creer que de verdad hubiera imaginado que ella vendría, o acaso existía, tal vez solo tuvo un mal sueño...una ilusión de pesadilla por mentirle a sus padres, se sentó en el borde de la cama al lado de su maleta y paso una mano por su cabello.

Espero mas de 10 minutos y nada paso, su mirada estaba fija en la puerta...por fin 20 minutos para las 11 de la mañana bajo exasperado para tomar un taxi fuera de su edificio, cuando logro parar uno, el chofer bajo para abrir la cajuela, después de meter la maleta cerró fuertemente llevándose una mirada asesina por parte del hombre.

-¿Pretendes llevar mi maleta en tus pies?-, susurro Ámbar mientras Simón se volteaba con los ojos desorbitados.

-Llegas media hora tarde-, siseo mientras ella rodeaba los ojos.

-Acabas de salir-, dijo ella mientras le indicaba al chofer del taxi que abriera de nuevo la cajuela, el hombre los miro perplejo y abrió de nuevo el auto.

-Te estaba esperando-, replico Simón señalando al edificio.

Ámbar se río y Simón bufo mientras la ayudaba a subir su maleta.

-Y para que subiría mi maleta hasta tu dormitorio no crees que es ilógico, llegue aquí a las 10, tu elegiste esperarme allá-, se burlo Ámbar mientras cerraba la cajuela, Simón iba a rebatir mientras ella se dirigía a unas de las puertas traseras del auto, ahora llevaba su cabello ondulado suelto hasta la espalda , una playera de manga larga color rojo que combinaba con su piel y unos jeans ajustados, casi pasaría como una chica normal, claro sin contar el acuerdo y todo eso.

-Extrañare esa falda-, suspiro Simón en tono dramático.

-Lo siento, otro día la verás-, le contesto Ámbar rodeando los ojos mientras se subía al taxi, Simón sonrío y subió después de ella.

-Eres odiosa Ámbar Smith-, le dijo en tono burlón.

-Y aun así me amas con locura no es así-, suspiro ella sarcásticamente y Simón sonrío negando con la cabeza.

-¿A dónde?-, pregunto el chofer

-Al aeropuerto...-, susurro Simón mientras Ámbar secaba sus manos tenuemente en su pantalón, se decía así misma que aun podía detenerlo todo, pero y después que, pasaría toda la semana encerrada, tal vez estudiar para los exámenes...a si y quedarse deseosa de un buen polvo...Ámbar reprimió la idea de jalarse el cabello se comportaba como una completa ninfomana, pero ella quería algo mas que su triste historia de la perdida de su virginidad, ella quería al menos saber algo... cualquier cosa además de deberes y obligaciones, reglas, escuela...entrar una semana en el mundo de Simón Álvarez no podía ser tan malo.

Simón miraba de reojo a la bella pero extraña chica a su lado...¿Estaría pensando en de verdad proponer pagar por sexo?, el no lo sabia y para ser sinceros no importaba mucho, un acuerdo era un acuerdo y si ella le quitaba a su mama y a su hermana de encima...seria una muy muy buena semana...para ambos.

Al llegar al aeropuerto llegaron a comprar los boletos, se pararon frente a la empleada de la aerolínea y esta sonrío alternando su mirada de uno a otro.

-A Cancún México...por favor-, pidió Simón mientras Ámbar miraba a los lados.

-Claro dos asientos juntos...cierto-, inquirió ella con una sonrisa picara.

-Cierto-, dijo Simón burlonamente pasando su brazo por los hombros de Ámbar.

-Pago en efectivo o tarjeta-, pregunto ella y Ámbar respondió casi al tiempo que Simón.

-Efectivo-, anuncio ella

-Tarjeta-, murmuro el

La mujer se quedo perpleja mientras Ámbar miraba con los ojos entrecerrados a Simón.

ACUERDO PERFECTO                                            |SIMBAR|¡Lee esta historia GRATIS!