11.

2.4K 494 130
                                    

Advertencias: omegaverse steampunk distópico. Yoongi!Alfa x Hoseok!Omega. Drama, acción y angst. Cosas políticas y polémicas. 

La mayoría de los edificios estatales en Inopia, incluso las iglesias, tenían una red de túneles que conectaba con las alcantarillas, así que cuando vio su oportunidad, Hoseok escapó por una de las puertas que había dejado previamente abierta

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

La mayoría de los edificios estatales en Inopia, incluso las iglesias, tenían una red de túneles que conectaba con las alcantarillas, así que cuando vio su oportunidad, Hoseok escapó por una de las puertas que había dejado previamente abierta. Allí, con un arma ya lista y una lámpara a gas, le esperaba Hyejin, y juntos se escabulleron a través de los oscuros pasillos, bajando, bajando, bajando...

Las alcantarillas estaban sin luz alguna, el único rastro de luminiscencia que existía era el de la lámpara. Se había calzado las botas para poder caminar en las sucias aguas e hizo un mohín por el repulsivo olor, tratando de ignorar el ruido de una rata pasando por entre sus piernas. Años atrás no habría podido atreverse a hacer eso, Hoseok le tenía algo de miedo a la oscuridad, pero desde la muerte de Sehun que aprendió a enfrentar esos terrores. Así que, yendo de la mano de Hyejin, se adentraron en los apestosos, húmedos y estrechos túneles.

—El General Min... —comenzó a susurrar su amiga una vez se alejaron lo suficiente, cuando ya sabían que nadie les seguía—, actúa como un animal a tu alrededor.

—Es un animal —dijo Hoseok, tratando de olvidar lo que había pasado en el altar, aunque fracasando en el intento—, ese idiota...

Un escalofrío lo recorrió al rememorar la lengua de Yoongi lamiendo su cuello. Su cuerpo había reaccionado, claro que sí, era inevitable con las feromonas alfas golpeándolo y la mano de Yoongi en su cuello. El alfa pudo apretar para asfixiarlo, sin embargo, sólo lo hizo para sostenerlo, para remarcar su poder en él, y santo dios, Hoseok sintió la humedad en su agujero. El sólo recordatorio fue capaz de que sus mejillas se colorearan de rojo, avergonzándose por la traición de su omega. Trató de justificarlo en que se debía a que, como cualquier ser humano, él no podía controlar sus propias reacciones, pero... pero ¿fue así?

Sin embargo, el calor que lo inundó pareció enfriarse por la pregunta que hizo Yoongi: ¿quién mató a tu antiguo alfa?

Sólo pocas personas le habían hecho esa pregunta, porque era más fácil creer que él lo hizo. Incluso dentro de su grupo rebelde, Jimin y Namjoon fueron los únicos que preguntaron eso alguna vez, y sabían la verdad. Inna también la sabía, la abuela Kyuwon estaba al tanto... Y nadie más. Bueno, si obviaba a quiénes dieron la orden.

A Hoseok no le gustaba recordar aquella noche trágica. El aspecto de Sehun, la sangre caliente derramada en sus manos, los gemidos de dolor, los gritos cuando la puerta fue abierta, el miedo inundándolo.

¡Corre, Hoseok, y no mires atrás!

Obedeció a medias: corrió, pero antes de salir por la ventana, miró hacia atrás. Sólo para ver como la vida desaparecía de los ojos de Sehun y un lacerante, desgarrador dolor, le cruzaba el cuerpo.

Has llegado al final de las partes publicadas.

鈴 脷ltima actualizaci贸n: Feb 29 鈴

隆A帽ade esta historia a tu biblioteca para recibir notificaciones sobre nuevas partes!

Inopia [YoonSeok]Donde viven las historias. Desc煤brelo ahora