4.

4K 723 529
                                    

Advertencias: omegaverse steampunk distópico. Yoongi!Alfa x Hoseok!Omega. Drama, acción y angst. Cosas políticas y polémicas.

Gracias a bysu_583 que auspició este capítulo uwu

Hoseok cayó al suelo antes de correr a través de los oscuros callejones, sintiendo a su omega revolverse en señal de desespero

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Hoseok cayó al suelo antes de correr a través de los oscuros callejones, sintiendo a su omega revolverse en señal de desespero. Lo ignoró por completo, sin dejar de adentrarse por el complicado camino lleno de curvas y tierra, pero que conocía como si fuera la palma de su mano.

Sabía a donde ir, y llegó a las afueras de la Subterránea pronto, metiéndose en lo profundo de un escondite entre los cientos de rocas existentes. Era un pequeño paso angosto y bajo, al que sólo se podía acceder entrando arrodillado y siendo delgado. La mayoría de alfas no podrían acceder fácilmente a ese lugar.

Gateó y gateó hasta que entró a un lugar más abierto, buscando a oscuras la lámpara que tenía en ese desolado sitio. Era su pequeño escondite, al que huía cuando necesitaba estar a oscuras para poder derrumbarse sin que nadie le observara. Una vez encendió la lámpara (le faltaba aceite, la próxima vez debería llevar), miró a su alrededor: las dos mantas que usaba para dormir, la vieja y desplumada almohada, el pequeño hilo de agua que caía por entremedio de las rocas, y el arma. El arma que conservaba hacía más de tres años y el último regalo de Sehun para él.

Se dejó caer sobre las mantas y fue cuando sintió su agujero: húmedo, empapado en lubricante, ansiando algo allí.

Frunció el ceño con furia mal contenida, comenzando a desabrochar el corsé de su cintura. Pronto, siguió con la camisa, las botas, la falda y los pantalones, echándolo a un lado, y ahora el lubricante parecía correr por sus muslos.

No lo pensó demasiado, sólo sabía que necesitaba satisfacerse de alguna forma, así como ocurría en sus celos. Sin embargo, ahora existía una alarma implícita en su cabeza: en sus celos, siempre recordaba esos añejos años de falsa felicidad con Sehun, la forma en la que el alfa le trató, con tanto cariño y amor, a pesar de todo. Ahora ni siquiera estaba en celo, sin embargo, su omega reaccionó por algún motivo al aroma de Yoongi, y la idea le causaba un absoluto rechazo.

Era Yoongi, un alfa cruel, déspota y abusador. Era un hijo de esa nación que despreciaba. Era todo lo que él rechazaba de un alfa. Y, aun así, su cuerpo estaba emitiendo feromonas y lubricando por él.

Gruñó con disgusto, pero de todas formas, deslizó dos dedos por su entrada antes de meterlos. A pesar de sentir un poco de alivio, también la vergüenza empeoró, pues estaba demasiado húmedo y dilatado por Yoongi. Eso no le podía estar pasando, no a él. No con Yoongi.

Trató de bajar el calor recordando todos esos violentos encuentros que tenían, la forma en la que Yoongi siempre trataba de someterlo, aunque ahora, su mente sólo retrocedió a unos minutos atrás.

Inopia [YoonSeok]Donde viven las historias. Descúbrelo ahora