Prólogo

57.6K 3.5K 277
                                    

Christina Perri - Human

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Christina Perri - Human

5 años después...

— ¡Silencio!—grite, mi ira aumentaba—Tyler... Encárgate por favor...

Salí de mi oficina, me canse de todos, no puedo con esto, salí de la casa y corrí al bosque con Thor, el día que me fui apareció en este lugar. Me sorprendió mucho pero mi madre me lo explico todo.

Thor nunca se alejó de mi porque es mi guardián, igual que como la hada blanca es de mi madre, ella me protegía y me cuidaba, es como un protector, solo los Black pueden tenerlo.

—quédate aquí amigo—dije, mientras él se sentaba me deje caer del acantilado, cuando sentí que estaba cerca del agua saque mis alas.

Pasaba cada roca demasiado lento, una sonrisa aún no aparecía en mi rostro, y si lo intentaba recordar lágrimas adornaban mi rostro.

Me canse de que mi familia me vea de esa manera. Llegue lo más alto posible y deje que el sol me cubriera.

—Lo hice por su bien...—repetí las mismas palabras.

○○○

Volví a mi hogar y entre, Tyler llego corriendo a mí.

— ¿Qué pasa?—pregunte.

—ahora nada pero...—se rasco la nuca nervioso.

—solo pídelo Tyler...

—quiero que trasformes a Lucia...—dijo.

— ¿Cómo que hay humanos aquí?—pregunte a uno de los demonios.

mi reina, el alfa Logan nos controlaba y mantenía a los humanos que se acercaban en un calabozo.

maldito hijo de perra...—dije entre dientes—llévame a dónde están.

Me llevo a unos subterráneos, todo era apestoso, Tyler me acompañaba, después de todo el conoce mejor que yo este lugar.

Cubrí mi nariz y Tyler paro de repente.

¿Qué pasa?—pregunte pero le importo poco mi pregunta.

Salió corriendo y lo seguí, llegamos a uno de los calabozos, un guardia alisto las llaves pero no fue necesario, Tyler rompió los barrotes. Tyler entro y saco a una muchacha, se encontraba golpeada y muy delgada.

Llévala con mi madre...—dije y asintió.

Saque a todas las personas y con ayuda de mi madre hice que olvidaran todo.

Lucia resulto ser la mate de Tyler, al principio lo odiaba, lo hizo sentir basura, lo llamo de distintas manera pero... el amor todo lo puede.

—sabes que n- —me detuvo.

—Por favor...—dijo Lucia apareciendo— yo lo deseo...

—no sabes de que hablas, ser demonio no es fácil, no me lo tomes a mal pero no te convertiré en algo que yo odio ser, lo siento pero no lo haré...—dije y camine a mi habitación.

Me di una ducha, me vestí y volví a ver mi reflejo, la marca de Maximiliano ya no se encontraba.

○○○

Me encontraba en el bosque, era la manada de Maximiliano, escuche pisadas acercarse a mí.

Comencé a correr, el ruido aumentaba.

¡TÍA!—escuche el grito de un niño y ahí lo observe. Unos hombres sostenían a un niño.

¡Déjenlo!—grite pero se acercaron a mí, soltaron al niño y este desapareció de mi vista, al llegar a mi los hombres me tomaron y me arrebataron el corazón de cristal que colgaba de mi cuello.

— ¡no!—grite zafandome del agarre del tipo, corrí en dirección a ellos pero me detuve cuando un dolor inmenso recorrer mi cuerpo.

Mi cuerpo cayo al suelo y ahí observe de lo que se trataba, una espada atravesaba mi cuerpo.

Desperté...

Mi respiración era agitada, no había tenido ninguna premonición desde que deje la manada y ahora esto...

○○○

— ¿quieres un café? ¿Un vaso de agua?—preguntó el muy molesto de Arturo, es un demonio, cuando Tyler no está él toma su lugar, es más como una molestia ¿dónde estará Tyler?

— ¿Dónde está mi primo?—pregunte.

—No lo necesitas a él mi reina—dijo acercándose a mí— para eso estoy yo.

—das un paso más y tú cabeza estará en mis manos en un parpadear de ojos...—se alejó.

Rodé los ojos y me aleje de él, los mellizos se encontraban en sus celulares, ya tienes quince años, todos unos jóvenes.

—hola...—salude y ellos se lanzaron a abrazarme.

—Emi...—dijo April— ¿tú que crees que es mejor? una piscina o una pista de baile, verdad que la pista de baile.

—Claro de que no April, es mejor la piscina, ¿verdad Emi?—reí.

—no lo sé, yo prefiero un lugar en donde pueda entrenar.

—Eres aburrida...—dijeron.

— ¿Dónde está papá?—pregunte y me dijeron que entrenando a los novatos.

Me dirigí hacia ahí, todas las personas me saludaba y sonreían.

—buen día Emily... —saludaban todos, al llegar a esta manada pedí que no me llamaran ni señora, ni reina.

Llegue al lugar donde mi padre ayudaba con entrenar a los novatos.

— ¿Algún voluntario?—preguntó mi padre, siempre pedía a los chicos que pelearan con él.

Nadie se acercó.

—Yo— dije levantando la mano, muchos me saludaron, era muy común que viniera a este lugar, me gustaba pasar tiempo con mi padre.

— ¡esa es mi hija! — grito y reí.

La pelea empezó, golpee la cara de mi padre con el codo, no se quejó pero se vengó, de un movimiento doblo mi brazo y me hizo caer al suelo.

—Estas distraída... es momento de padre e hija...—dijo ayudándome a levantar, salimos de la sala de entrenamientos.

— ¿Qué pasa?—preguntó.

—es Tyler, sé que está enojado conmigo, quiere que convierta a Lucia en demonio.

—y tú no quieres...

— claro que no quiero... Sabes lo que opino al respecto...

— pero pequeña, sabemos que Lucia al ser humana no vivirá por siempre como los demonios, esa es la razón por la que Lucia quiere serlo, ayúdales a ser felices...

—pero... no puedo... no lo hice con la persona que amo. Quería que él no sufriera. No lo haré...lo siento...

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

¿Y qué opinan? ¿Les ha gustado? si así fue agradecería sus comentarios y votos.

Rey Demonio Donde viven las historias. Descúbrelo ahora