[8] Levanah

22.4K 2.9K 722
                                    

ESCORPIO:

SIMBOLOGÍA: Renovación, trasmutación y cambio. Es la muerte y destrucción… pero también es la magia, el sexo y el erotismo. 

CARÁCTER: Todo lo razonan, son buenos consejeros, aunque también son egoístas y celosos. Marte rige este signo, por lo que los varones tienden a ser absolutamente posesivos.

*

La conferencia de Dany y Gloria había comenzado con una breve descripción de los signos. Simbología, elementos, carácter, etc. Todas esas cosas que las amigas se sabían ya de memoria. Luego, pasaron a los ángeles guardianes de cada signo y mencionaron la ofrenda a ofrecerles. Daniela tomó nota rápidamente y puso atención cuando la conferencista hizo una pausa y añadió que, los nacidos bajo el signo de escorpio solían ser, además de sensuales, atractivos como imanes.

La conferencia duró poco más de dos horas y, al final, les obsequiaron velas blancas con pétalos de gardenia. Realmente había sido algo muy distinto a lo que esperaban y salieron del teatro sin palabras.

—¿Te gustó? —preguntó finalmente Gloria—. A mí, la verdad, no. Esperaba más. —Caminaban hacia el estacionamiento.

Dany dudó en responder. Tampoco ella había quedado satisfecha, pero siempre intentaba ver el lado positivo para no sentir que había despilfarrado su dinero; se dijo que quizá no había disfrutado al máximo el seminario porque estaba cansada. Había tenido una semana pasada y, justo ese primer sábado de julio, toda la mañana había tenido curso de su especialidad en pediatría.

—Hablaron mucho sobre los ángeles —se limitó Dany.

—Pues de eso iba, ¿no? Pero no me gustó.

—Sí, pero… —Dany se interrumpió sin darse cuenta. Sus ojos color miel estaban recorriendo un vestido entallado, rojo, al otro lado de un aparador.

—¿Quieres que entremos a verlo? —sugirió Gloria—. Si te gusta, te lo regalo por tu cumpleaños.

Daniela sacudió la cabeza de inmediato. ¿Para qué comprarlo si no se lo pondría jamás?

—Oh, vamos. Es un vestido muy lindo. Además, creo que son dos piezas y no un vestido. Puedes combinarlo con un saco blanco, ¡estarás de infarto! Vamos, podrías ponértelo en tu cumple. Por cierto, ya es mañana y no hemos planeado nada. Dime, ¿a dónde quieres ir?

Daniela se relamió los labios. Había hecho planes con Antonio para salir a cenar, solos. Se lo dijo a su amiga y aunque ella intentó disimular su desagrado, no lo logró: el año anterior había sucedido lo mismo y él la había dejado sola. En su interior, Gloria sabía que sucedería de nuevo, pero no dijo nada. ¿Para qué hacerla sentir peor? Sin embargo… Gloria tenía razón.

* * *

Y esta vez él no aguardó fuera del garaje. El timbre de la puerta principal sonó.

Dany lo ignoró —no tenía ganas de ver a nadie—, pero él insistió e insistió, hasta que finalmente ella se puso de pie y fue a atenderlo. Recordó que aquel día terminaba su tratamiento de antibiótico, aparte de que ella aún tenía su arma y seguramente él la quería de vuelta.

Se limpió las lágrimas y salió de la cama. Bajó las escaleras sintiendo las piernas pesadas y abrió a la puerta. Lucas frunció el ceño al verla.

Cuando las Estrellas hablan ©Donde viven las historias. Descúbrelo ahora