🌿🌹❤️ SACRIFICIO ❤️🌹🌿

1.8K 258 349
                                    

Jin GuanYao subió al auto que lo transportaba y se dirigió a la basílica de San Pedro, el era muy inteligente y persuasivo que ideo un plan para hacer caer a su amado Lan Xichen.

Una vez llegado a la basílica se dirigió al Ala sur donde se encontraba la capilla de la virgen de Guadalupe que Lan XiChen resguardaba, como siempre el estaba orando de rodillas frente a la imagen de la virgen por su pequeño hermano Lan WangJi.

- Señora, Madre mía, te ruego por las almas de mis padres, que ambos estén ya regocijando de amor en el paraíso, cobijalos bajo tu inmenso amor, también te pido por el corazón de mi hermano menor, que nunca más vuelva a ser herido...-

"-Tan lindo y tan compasivo"- Pensó Yao al verlo de rodillas pidiendo por el bienestar de todos antes que de el mismo

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

"-Tan lindo y tan compasivo"- Pensó Yao al verlo de rodillas pidiendo por el bienestar de todos antes que de el mismo."-Esta noche serás mio-"

Ese era el corazón puro del que Meng Yao se había enamorado, un corazón limpio y fresco que lo podía salvar a él del infierno que es ser el mismo.

Las ropas blancas eran clásicas de la familia Lan, simbolizaban pureza y rectitud así que Jin GuanYao elegía ropas blancas cuando se veía a solas con Lan XiChen, era una muestra que podía ser parte de su familia.

-Y por mi no rezaras A-Hua?- Interrumpió Yao la oración de XiChen

Al escuchar la voz de Yao se dirigió al lugar desde donde provenía la voz, ahí estaba el cardenal Jin GuanYao vestido como un ángel.

El cuerpo de XiChen se tensó, no quería verlo, no lo quería cerca de el, cada vez que Yao estaba cerca sus culpas por la muerte de XuanYu volvían y su dolor aumentaba más y más

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

El cuerpo de XiChen se tensó, no quería verlo, no lo quería cerca de el, cada vez que Yao estaba cerca sus culpas por la muerte de XuanYu volvían y su dolor aumentaba más y más. En el rostro de Meng Yao, veía el rostro sin vida de XuanYu, el joven del que se enamoró y el cual se había quitado la vida por culpa de el.

-Hermano Jin...- Dijo sorprendido viendo las vestimentas blancas que traia puestas de nuevo, XiChen hizo un sutil gesto de negación. Yao se acercó a el cual colegiala enamorada, frente a el giro mostrando su prendas.

-Te gusta?-

-Que haces aquí?- Yao ignoro su pregunta y se centro en su atuendo

-Elegí este atuendo pensando en ti, siempre pensando en ti- Después de hacer hermosos giros se detuvo para acercarse sigilosamente a XiChen y levanto su brazo derecho para intentar tocar su cinta en la frente pero XiChen se alejó evitandolo.

EL CRIMEN DEL PADRE ZHANDonde viven las historias. Descúbrelo ahora