012

258 54 1

Como planeado, Youngjae y Jaebum se juntaron en el parque. El menor trajo a Coco y ambos jugaron con ella; pasaron el mayor,tiempo de la tarde en eso. En un momento Jaebum se sentó en uno de los bancos, mientras Youngjae seguía jugando con Coco. Jaebum admiraba la belleza del menor, ¿cómo él podría estar con alguien como él? el menor era muy feliz y optimista, siempre estaba sonriente, en cambio; Jaebum siempre estaba serio y era algo negativo.

Probablemente había posibilidades de que terminaran juntos si Youngjae correspondía sus sentimientos. El menor era realmente algo como un sol, alegraba sus días cada vez que lo veía.

—te veo algo pensativo, ¿te pasa algo? —le pregunta Youngjae sentándose a su lado.

—Yo... No es nada. Solo algo cansado. —Youngjae asiente no muy convencido.

—Sabes... Esas chicas no nos dejan de mirar desde que viniste. —Youngjae señala disimuladamente a unas chicas que no se encontraban muy lejos.—¿no quieres acercarteles?

—no, ¿porque debería?

—No lo sé, nunca te he visto con novia. —se encoge de hombros.

Lo que Youngjae estaba probando a Jaebum, quería ver si el mayor estaba verdaderamente interesado en las mujeres; y no tendría que preguntarle directamente.

—No veo que sea necesario que tenga una, esas chicas solo se fijan en mi físico.

—nunca lo había pensado de esa manera.

—además prefiero estar contigo. —le dice Jaebum mirando directamente a los ojos de Youngjae.

Las mejillas de Youngjae se enrojecieron un poco y miro hacia otro lado, no sabía que decir con eso. Youngjae pudo sentir que en su cabeza caían gotas de agua, miro hacia arriba y estaba lloviznando.

—Tenemos que irnos. Ahora —Youngjae se para del banco y coge a Coco en sus brazos.— no puedo creer que otra vez estemos pasando por lo mismo.

—¿a dónde? No traje mi auto.

—Mi casa está algo lejos.

—podríamos ir a la mía.—el menor asiente.

Jaebum le toma la mano a Youngjae y ambos se van corriendo.

Mientras se acercaban a la casa de Jaebum la lluvia se hacía cada vez más fuerte, haciendo que el par terminara empapado; excepto por Coco; que iba debajo de la camiseta de Youngjae. Llegan a la casa del mayor, y ambos entran apurados.

La casa se encontraba vacía. El mayor subió a buscar toallas y se las entrega al Youngjq. Y ambos suben a la habitacion de Jaebum. Este le entregó ropa y Youngjae entró a su baño, para ducharse.

(...)

Jaebum luego de que Youngjae terminara de ducharse se fue a hacer lo mismo, dejando a el rubio solo en su habitación. Youngjae nunca había ido a la habitación de Jaebum, menos a su casa, se encontraba algo emocionado. Observando bien la habitación pudo notar que había una gran ventana, y en una mesa en frente de esta, estaban varios jarrones y en cada uno, estaban las flores que Youngjae le había regalado.

Si sentía feliz, con lágrimas en sus ojos pero no podía dejar que Jaebum lo viera así, o sospecharía de el.

El estaba examinado las flores, se encontraban intactas desde que Youngjae las había dejado; se notaba que el rubio cuidaba muy bien de ellas.

—¿Youngjae? ¿qué haces? —dice Jaebum entrando a su habitación.

—¿yo? nada.

—¿te gustan esas flores? —el menor asiente— alguien las ha estado dejando en mi asiento en estos días. Aún sigo en el proceso de descubrir quien es.

—estas flores... son muy lindas —hace una pausa— ¿sabes lo que significan?

Si Jaebum no sabia que significaban esas flores, su plan fallaría. No tendría sentido.

—No tengo idea—miente Jaebum.

Pero el rubio no se dio cuenta.

—¿tampoco de quien te las dejo?

—Ya te dije que no tengo idea.

—¿no te has preguntado el porque te regaló esas flores?

—¿una admiradora? Tal vez le gusto. —dice Jaebum, rascándose la nuca— es lo que siempre pasa.

Y si, era un admirador, y le gustaba. Demasiado.

—tal vez será mejor que se quede así.—murmura Youngjae.

—¿qué dijiste? —le pregunta Jaebum, revisando su teléfono.

—nada.

Aún seguía lloviendo, y al parecer Youngjae se quedaría más de lo que quería en la casa de Jaebum.

Aunque no se quejaba.

—estaré atendiendo a Coco , puedes venir si quieres— le dice Jaebum. El rubio asiente y el mayor se va de la habitación.

(...)

Al momento en en que Jaebum subió de nuevo encontró a Youngjae durmiendo en su cama, al ver la escena este sonrío y busco una sábana para que no le diera frío. La lluvia continuaba, pero no era tan mala. Jaebum se acuesta junto a Youngjae y lo abraza, mientras acariciaba su cabello. Al poco tiempo Youngjae envuelve sus brazos en Jaebum, con una pequeña sonrisa.

Youngjae no seguía durmiendo. Pero Jaebum no debía saberlo.

flower;; 2jae¡Lee esta historia GRATIS!