004

272 58 23

—¡Jaebum-hyung! ¿Qué hará después de clases? —le pregunta unos de sus amigos.

—Ya lo sabes Jackson, lo pasaré con mi novia. Después de todo es San Valentín.

—¿va a comprarle flores?

—¡claro! Iré a la florería que abrieron hace unos días, se volvió algo famosa.

Su amigo Jackson asiente, y deja de hacerle preguntas a Jaebum.

Jaebum no sabía que flores le regalaría a su novia, pero lo resolvería al llegar a la florería.

(...)

Jaebum entra a la tienda que se encontraba llena.

Y como no, era San Valentín.

Espero en la fila que estaba en frente del mostrador. Mientras esperaba hablaba con Jinyoung, su mejor amigo.

Luego llega su turno, y el chico que está en el mostrador lo atiende.

—Buenos días, me gustaría un arreglo de flores...

El chico lo interrumpe.

—Para mi novia, eso ya lo sé. Si me pagaran cada vez que alguien me ha dicho eso hoy sería millonario. —dice y se ríe.

Al notar la mirada de Jaebum este dejo de reírse.

—Perdón, continúe hablando.

—No sé que flores debo regalarle a mi novia, ¿alguna idea?

—Bueno... Si quieres ir por lo más clásico sería rosas rojas. Otra opción sería que podrías regalarles tulipanes rojos, que representan el amar apasionado. —el trabajador empezaba a nombrar flores mientras la señalaba.

Pero Jaebum no se concentró en eso, si no en el joven. Se le hacía conocido de alguna parte.

—¿te conozco de alguna parte? —le pregunta.

El chico se detiene a mirarlo por un segundo.

—Que yo sepa, no. Además; soy nuevo en la ciudad.

Hubo un silencio.

—tulipanes rojos serán. —le dice Jaebum, y el rubio asiente.

El joven preparo el ramo de flores de Jaebum, y se las entrega. Cuando Jaebum paga, se da cuenta de que el rubio tenía una margarita en su mano, extendiéndola hacia él.

—mm... Yo no pedí esto.

—Lo sé. Estamos regalando margaritas a los clientes hoy por cortesía. —dice con una gran sonrisa.

Jaebum acepta la flor, y se retira de ese lugar.

¿Por qué sentía como si ya hubiera vivido esa escena ya?



flower;; 2jae¡Lee esta historia GRATIS!