Capitulo 45 "Un nuevo amor"

147 6 0

-¡Unnie, llegarás tarde a clases!-Grita Iara desde el otro cuarto.

-Ya desperté, tranquila, solo pensaba un momento-volviendo mi vista hacia la ventana y luego hacia el anillo.

-¿Qué piensas?-ingresando discretamente a mi habitación.

-Esto, no acabo de creer todo lo que nos ha sucedido, pareciera ayer cuando todos se reían de nuestra manera de pensar y de las fantasías locas nuestras.-volví mi vista sonriente hacia ella.

-Es cierto, esto es muy extraño, ¡Pero se siente genial!-saltó con ambas manos en el pecho-Ya vístete que llegarás tarde a clases-advirtió desordenando mi  cabello.

-¡Está bien!-accedí resignada.

La vida universitaria no es tan aterradora como creía, lo único que me ha complicado un poco es la escritura, escribir en hangul es un verdadero desafío que requiere de mucha preparación, practica, y esfuerzo. Hasta el momento mis clases han ido bastante bien, creo que tiene mucho que ver el hecho que estudio lo que siempre soñé, antes muerta que desperdiciar esta  oportunidad de seguir mi sueño. Concluidas las clases, algo cansada, tomo rumbo hacia los departamentos de estudiantes que están un poco lejos del campus. Voy a medio camino cuando de pronto alguien me arrebata mi bolso algo brusco

-¡¿Qué te pasa?!...-volteé molesta. Mi expresión cambió al ver que se trataba de Bon Hwa-¡Bon Hwa!-reclamé.

-Yo lo llevo por ti-informó-Eso hacen los novios, ¿No?-sonrió.

-Me asustaste, tonto-sonreí.

-Lo siento, solo quería ser cortés-se disculpó rodeándome con su brazo.

-Está bien, pero, ¿no se suponía que estabas de gira en esta semana?-extrañada.

-Así es, problemas técnicos supongo-explicó sin interés.

-Ah.

De pronto me percaté que el camino que tomábamos estaba un poco desviado del camino que me llevaba a mi departamento.

-¿Bon?, creo que olvidaste el camino-advertí desconcertada.

-No es cierto, ahí está mi carro-haciendo sonar la alarma.

-Oh, pero debo estudiar, no puedo salir hoy-me lamenté.

-Nada de eso, además solo será un momento-dijo abriendo la puerta para que yo ingresara.

-Está bien-contesté resignada con un suspiro.

-Muy bien, sube-replicó sonriente.

El auto se puso en movimiento y no tardamos mucho en llegar a nuestro destino final; el puente.

-¿Por qué me traes aquí?, vengo casi siempre-dije algo desconcertada.

-Pero nunca hemos venido juntos-explicó.

Resignada bajé del carro y caminé hasta la playa con Bon Hwa siguiéndome.

-No importa cuántas veces lo vea, siempre me parece hermoso-contemplando el espectáculo de colores que ya había comenzado debido a que el sol ya había dejado de alumbrar.

-Qué casualidad, yo pienso eso mismo pero de otro objeto o más bien de otra persona-rodeándome con sus brazos por la espalda.

-¿A si?, ¿De quién?-dije fingiendo demencia.

-No sé si la conozcas, se parece mucho a ti, incluso es extranjera como tú-siguió con el juego.

-Mira tú, dime su nombre, quizá la conozca, ¿Quién sabe?-sonreí siguiendo la corriente.

Magia de un amor fugaz¡Lee esta historia GRATIS!