CINCUENTA Y DOS

30 0 0

Está semana has estado muy pesada, lo siento tenía que decírtelo. Me trataste mal todos lo días y no fui la única.

¿Por qué razón estás así? Acaso te hicieron algo o que, no te comprendo ya. Me gustas y mucho, pero no era la mejor manera de decirte lo que sentía.

La chica de los dientes de lata¡Lee esta historia GRATIS!