o

3K 365 31
                                    

Al día siguiente MinHo despertó recordando de que Felix dormía con él, lo abrazó de las caderas recargandose en su codo para comenzar a repartir pequeños besos al menor quien poco a poco fue despertando sonriente por lo visto el pelinaranja se había despertado diez minutos antes de que sonara su alarma.

—Ojalá despertar así siempre. — Felix abrazó al mayor dejándolo caer en el colchón para ser invadido por besos pequeños en sus labios, MinHo sujetaba al más delgado de la cintura con ambas manos pero, tocaron la puerta.

—¿Chicos, ya se despertaron? salgan debemos de irnos ya, JeongIn compró el desayuno— Habló BangChan abriendo la puerta viéndolos muy juntos, de cuándo acá MinHo era tan accesible. —Woah ¿ya son pareja?— Preguntó ganándose una mirada pesada el ojos gatunos. —Ya ya ya— soltó retirándose del lugar.

—Seamos novios, hyung...— pidió con mirada tierna formando un pequeño berrinche con sus labios rojizos cuales fueron besados de nuevo por el pelinaranja.

—¿En serio quieres?— el menor asintió repetidas veces ladeando su cabeza.

—Bien, lo seremos entonces. — aseguró besándole la frente con dulzura, pasando sus manos frías bajo la camisa del rubio sacándole un escalofrío.

—¡Estás frío!— comentó exaltado pero no pudo discutir nada más luego de que este empezara a delinear sus caderas con sus dedos.

—Quiero comerte Felix. — dijo en voz baja pero audible al menor.

—Haga lo que desee conmigo, no me pregunte nada. — se removió entre las manos del mayor queriendo incitarlo a ir un poco más allá de lo normal entre ellos.

MinHo sonrió débil y succionó su pequeño cuello creándole un par de hematomas.

yellow > minlixDonde viven las historias. Descúbrelo ahora