Solo voy a decir ¡Mil perdones! Resumiéndolo, el colegio, complicaciones personales, falta de tiempo e inspiración  y una semana en cama con gripe no son una buena combinación para la escritura.

No estoy muy orgullosa de este cap pero es lo mejor que he podido hacer, disfruten.

 

 

....

 

«Estoy tan ido, así que dime como volver a casa. Escuché canciones tristes, cantando sobre amor, y ahí es dónde todo se volvió peor»

*Narrador omnisciente*

 

2 MESES ATRÁS

Una apuesta joven camina por las calles oscuras de un barrio dormido. El repiquetear de sus tacones en el asfalto es el único sonido en los alrededores y parece hacer eco en toda la manzana. Su cuerpo flacucho y esbelto parece atravesar la noche como un espíritu de mal augurio, envuelta en sus prendas negras ha juego con su melena oscura como la misma noche.

Mira de un lado a otro tratando de asegurarse que no ha sido seguida, una vez que es conciente de que nadie sabe realmente de su presencia toma una llave dorada que reluce bajo la escasa luz de una farola y la mete en la cerradura de una gran propiedad la cual parece abandonada, su frente esta en ruinas y fácilmente se puede notar como el paso de los años ha ido deteriorándola.

En el interior el tiempo parece haber pasado pero hacia adelante, la casa esta decorada con un estilo moderno y vanguardista lo que hace parecer que fuera una casa totalmente distinta a la del exterior. Recorre los pasillos con exactitud como si fuera su propio hogar, se quita el abrigo y lo arroja sobre uno de los sillones en la recepción. Su cuerpo se ve aun más curvilíneo y tentativo sin el abrigo negro el cual ocultaba el escotado vestido rojo sangre.  

Ingresa al living y sonríe al observar a la figura en el final de la sala. El joven se encuentra sentado en uno de los sillones del lugar, el vino se tambalea suavemente dentro de la copa de cristal en sus manos. Este le devuelve el gesto a la joven depositando su bebida en una mesilla junto a el. La joven se quita con delicadeza los tacones y se sube al regazo del joven colocando sus piernas una a cada lado quedando de esta forma su rostro cercano al de el.

Sus labios se unen con pasión, ambos sedientos el uno por el otro. Se separan y la morena comienza con un recorrido de besos por su mandíbula para luego acabar besando su cuello.

-¿Has conseguido algo nuevo?- susurra el ojiazul entrecerrando los ojos preso del deseo

-Me he enterado de algo que ni te imaginas, al fin tengo la escusa para destruirla

La morena se incorpora lentamente aun en el regazo del joven, sonríe con malicia mientras enreda sus brazos alrededor del cuello del más alto. Vuelve a besarlo mientras las manos del ojiazul recorren sus curvas.

I Won't Give Up (Harry Styles)¡Lee esta historia GRATIS!