Prólogo

3.1K 99 3

Desde el principio, estos seres se encargaban de mantener oculto el mundo sobrenatural.

Los Alas Negras eran los protectores de este mundo. Ponian las normas y las hacian cumplir. Con el paso del tiempo se les fue dando diferentes títulos. Entre los humanos se les conocio como Ángeles Guardianes y entre las razas sobrenaturales como Demonios o Cazadores.

Su naturaleza era muy parecida a la de los vampiros. A pesar de que no la necesitaban para sobrevivir, bebeian sangre humana para potenciar sus poderes y dones personales, y para asegurarse la inmortalidad.

Las diferencias entre ambas razas eran claras. Su piel era igual de impenetrable pero sus musculos no eran de piedra como en el caso de ellos La piel no brillaba cuando se ponian al Sol. Su corazón bombeaba sangre, lo que indicaba que ellos si estaban vivos. Sus colmillos se alargaban cuando mordian a una presa (de ellos proviene el mito de que los vampiros tienen largos colmillos). Y su temperatura corporal ronda entre los 42 y 48 grados.

A la llegada de los Vulturis, los Cazadores desaparecieron de la faz de la tierra. Sin embargo, no lo hicieron todos.

Megara Sophie Holmes es la única Demonio que sigue vagando por la Tierra sin rumbo aparente. Tras estar más de tres mil años sin dar señales de vida, una visita a unos antiguos amigos puede que le de una razon para volver a luchar y seguir adelante. Sin embargo debera tener cuidado, los Vulturis no pueden enterarse de que ella sigue viva o la mataran.

Holmes "El Angel de la Muerte" [Libro 1]¡Lee esta historia GRATIS!