5 meces después…

Narra Tn____

Hace 5 meces que no hablo con Ross, todo va perfecto en mi vida, o bueno, no la verdad es que me intento engañar a mí misma pensando que mi vida va a ser mejor ahora que no está Ross a mi lado, pero la verdad en las noches no puedo dormir porque siempre hay algo que me lo impide. Esas preguntas que ocupan mis pensamientos día y noche:

¿Qué fue lo que hice? ¿Qué hice mal para que me tratara de esa forma? No lo sé.

Siempre las mismas preguntas y siempre la misma respuesta.

Por más que intento salir, conocer gente nueva, por más que intento sacarlo de mi cabeza no puedo, es como si su nombre estuviera escrito con tinta indeleble en mis pensamientos. Simplemente no lo puedo borrar.

Hace un par de meces fue mi cumpleaños y mis papás decidieron que era hora de que yo me hiciera responsable de mi misma y me regalaron una casa, si, como lo oyeron, una casa. Y se preguntaran ¿pero si todo esto inicio gracias a que se quedaron en la ruina como es que te regalaron una casa? Bueno, mi papá consiguió trabajo como subdirector en una empresa muy famosa en la ciudad y de nuevo volvimos a tener el lugar económico que teníamos antes. Pero de igual forma decidimos que no queríamos volver a la ciudad y quedarnos aquí para siempre.

Con los chicos todo va de maravilla. Rydel y yo decidimos abrir un servicio de niñeras en mi casa y así poder tener dinero para ir de compras y cosas así, aparte de que también lo utilizo para gastos de mi casa.

Ryland, Rocky y Ratliff me visitan muy a menudo. A decir verdad siempre estamos juntos, algunas veces nos ayudan a Rydel y a mí a cuidar a los niños.

Todavía sentimos esa presencia cuando estamos juntos todos, pero ya nos acostumbramos. Yo estoy segura de que es Riker quien nos está cuidando o intentando de que nos demos cuenta de algo, pero bueno, me quedo con la primera opción.

Hoy Rydel me dijo que tenía cosas que hacer y me pregunto si podía cuidar yo sola a los niños que nos encargaron hoy a lo que yo accedí.

Debo admitir que si al inicio yo odiaba a los niños; ahora los amo.

Cuando los papás vinieron por sus respectivos hijos decidí que quería ir a visitar a mis papás ya que desde que me vine a vivir aquí a mi casa no los veo muy seguido.

Ellos siguen viviendo con mis tíos y primos.

Cuando llegue fue inevitable voltear a ver la casa donde viven los Lynch; todas las luces estaban apagadas excepto una. La habitación de Ross.

En fin, toque la puerta y abrió mi mamá.

Tm____: Hija!!! Hace tanto que no nos visitas!!! –Dijo sorprendida y entusiasmada al mismo tiempo-

Tn____: Mamá no es para tanto, la última vez que vine fue hace dos semanas –dije entrando a la casa-

Contigo hasta la Eternidad [Ross Lynch] |Terminada|¡Lee esta historia GRATIS!