Capitulo 11

277 36 8
                                                  

Este silencio esconde demasiadas palabras
No me detengo, pase lo que pase seguiré

Yo, yo no me doy por vencido
Yo quiero un mundo contigo
Juro que vale la pena esperar, y esperar y esperar un suspiro
Una señal del destino
No me canso, no me rindo, no me doy por vencido

Hyung Joon (POV)

Respiro profundo, puedo inhalar el olor de la loción de Jung Min en mis sueños, mi corazón por momentos se acelera, estoy feliz.

Estiro mi brazo, quiero acurrucarme en los brazos de Minie, pero mi mano solo toca el colchón y las sábanas de la cama. Frunzo el ceño cuando tanteo aún buscándolo a mi lado sin abrir los ojos. No quiero abrirlos para darme cuenta de la realidad.

Mi mano aprieta fuerte las sábanas en el lugar en el que debería estar él recostado, a mi lado, pero no está, estoy solo. Siento un gran pesar en mi corazón, lentamente abro los ojos, viendo hacia enfrente. Efectivamente no hay nadie conmigo en la cama.

No quiero llorar, intento ser fuerte. Me siento en la cama, me quejo un poco al sentir un leve dolor en mi espalda baja. Anoche las cosas fueron demasiado rápido y yo no me preparé adecuadamente para recibirlo, así que me siento un poco adolorido.

Respiro hondo, aún viendo fijamente a un lado de la cama. Paso saliva con dificultad pensando en lo que ha pasado.

Hago una mueca de dolor cuando intento encontrar una explicación, y lo único que viene a mi mente es la palabra "curiosidad".

Tal vez Jung Min solo tuvo "curiosidad", y es mi culpa haber creído que algo había cambiado. Pero es evidente que no se puede cambiar a alguien que toda su vida ha sido heterosexual y que además va a casarse.

Hago de nuevo una mueca al pensar en Jian, en mi amiga, en el hecho de que bien o mal, la he traicionado, me acosté con su novio! Aunque creo que eso no cambiará nada, él ni siquiera tuvo el valor de estar aquí cuando despertara.

Veo el reloj en mi muñeca, son casi las 7, necesito ir a bañarme, a limpiar el semen de Jung Min de mi cuerpo.

Me levanto de la cama, me inclino a recoger mi ropa, me la pongo rápido, aún siento en mi pecho un gran nudo que entre más pasa el tiempo y más pienso lo que pasó anoche me dificulta más el respirar.

Salgo de la habitación de Min, apenas si levanto mis pies, me pesan mucho, me detengo frente a mi puerta, veo por última vez hacia el dormitorio de Jung Min antes de entrar al mío. Cierro la puerta intentando no hacer ruido, me recargo en ella y respiro hondo, quiero deshacer el nudo en mi pecho pero no puedo.

Sukkie está acostado en su cama, aprovecho para empezar a quitarme la ropa la cual dejo tirada en el piso, en la puerta del baño quito mi ropa mi interior y finalmente entro a la ducha. Abro la regadera, el agua caliente empieza a caer en mi cuerpo.

No sé en qué momento las lágrimas comenzaron a rodar por mis mejillas, se confunden con el agua que cae en mi rostro, de pronto el dolor en mi pecho empieza a ser insoportable.

Me siento estúpido! En verdad pensé que Jung Min había cambiado! Que lo que pasó anoche podría ser el inicio de algo, que tal vez siempre había sido yo y él apenas lo había entendido! Pero no fue así! Él no estaba ahí conmigo cuando desperté! Ni siquiera sé a qué hora se fue!

No puedo con el dolor en mi corazón, me deslizo en la regadera hasta quedar sentado bajo el chorro del agua, estoy llorando desconsoladamente, no contengo nada, estoy muy molesto, conmigo, con Jung Min. Golpeo la pared intentando sacar algo de mi frustración.

Buenos AmigosDonde viven las historias. Descúbrelo ahora