Epílogo

363 37 9
                                                  

Un mes después

Estoy completamente concentrado, ni siquiera escucho o veo lo que ocurre a mi alrededor, toda mi atención está en ese par de labios que se abren y se cierran frente a mí.

Humedezco mis labios un poco cuando veo que su lengua se asoma un poco y hace lo mismo con sus labios, tan lindos, tan delgados, tan besables...

-Jung Min! ¿Me estas escuchando?!.- parpadeo cuando escucho que dice mi nombre

-¿Huh? ¿Qué pasa?.- intento mantener mi atención en él

-Te estoy diciendo que éste fin de semana voy a estar con Sukkie, tenemos que hacer limpieza del dormitorio, ya no encuentro mis...-

De nuevo me pierdo en mis pensamientos, he dejado de escuchar, simplemente observo cómo sus labios se mueven, su nariz se arruga un poco cuando hace pucheros, o como frunce el ceño cuando se queda pensando en algo.

Diablos!

¿Cómo fue que llegué a esto?! Necesito tocarlo! Besarlo! Morderlo!

Aprieto mis labios ansioso cuando de nuevo escucho que dice mi nombre.

-No me estas escuchando! ¿Qué pasa contigo?!.- cierro los ojos unos segundos y respiro hondo

Ha pasado un mes desde que dormimos juntos por primera y única vez! ¿Aún así me pregunta que pasa conmigo?! Yo podría hacerle la misma pregunta a él, ¿qué demonios pasa con él?! Cada vez que intento que vaya conmigo a mi dormitorio él termina por poner alguna excusa y dejar las cosas para después, ni siquiera cuando logro acorralarlo con besos me deja ir más allá!

Empiezo a sentirme frustrado y muy, muy necesitado!

Todo sería mucho mejor si regresara a vivir conmigo al dormitorio, pero tampoco ha querido hacerlo, no entiendo lo que ocurre, y he tenido que desahogarme yo solo en más de una ocasión!.

-Bebé...- corro la silla un poco para acercarme más a él...- ¿Por qué no aprovechas que harás limpieza y mudas tus cosas de nuevo a mi dormitorio?...- hace un puchero

-No... ya te dije que me gusta así como están las cosas, no insistas.- hago una mueca, respiro hondo

-Está bien, como tu digas bebé...- sujeto su barbilla y atraigo su rostro al mío para darle un beso

El rostro de Joon se pone rojo, voltea a ver a nuestro alrededor apenado, y baja la mirada mientras toma el tenedor y comienza a comer lo que tiene en su plato. Me gusta cuando se comporta así, me gusta tanto que me dan ganas de morder sus mejillas!

De nuevo aprieto mis labios, tomo el jugo frente a mí y le doy un trago para intentar bajar un poco la temperatura de mi cuerpo.

-Hey! Joonie!...- Sukkie saluda a lo lejos cargando una charola con su comida

-Hola Sukkie.- se siente junto a nosotros

-Hola Min.- me sonríe, aunque aún le cuesta trabajo hacerlo, y tampoco es como si a mi me encantara verlo todo el tiempo alrededor de Hyung Joon.

-Le estoy diciendo a Jung Min que vamos a hacer limpieza éste fin de semana.- le dice Joon

-Precisamente por eso te estaba buscando...- le contesta con la boca llena, se pasa el bocado para poder hablar mejor.- no voy a poder, tengo que ir a casa, creo que tendremos que dejarlo para el siguiente fin de semana.-

-Oh... bueno...- Joon parece nervioso, pero yo no puedo evitar sonreír ampliamente

Eso significa que tengo todo el fin de semana con él a solas!

Buenos AmigosDonde viven las historias. Descúbrelo ahora