Child.

6K 350 100


(Louis no posee ningún tatuaje)


###

Cuando Harry lo conoció, supo que ese chico iba a ser la luz en su tenebrosa y estúpida oscuridad. Un niño, un lindo y hermoso niño con unos lentes (ese aquel día) que lo hacía ver más inocente de lo que ya estaba. Harry lo observo por muchos minutos, hasta que observo como el niño bonito le devolvía la mirada, ahora sonrojado hasta la punta de las orejas.


Fue ese día donde Harry se comprometió a tener al chico con él.


Cuando las semanas pasaron, Harry no volvió a ver a ese lindo chico, hasta que se lo topo caminando frente a su local de tatuajes, donde el rizado trabajaba. Claro que inmediatamente corrió hacia el niño quien tenía toda su concentración en un libro en sus manos. ¿Cómo es que no ha caído aún? Se preguntó, viendo que el castaño no levantaba para nada su mirada de aquel libro.

Cuando Harry llego a él, el niño tropezó con el gran y musculoso cuerpo del rizado y casi cae si no fuera por los musculosos brazos de Harry que lo sujetaron por la cintura.

-Oops. –Susurra, bajo, casi como lamentándose de su desconcentración y descoordinación. El niño mira al hombre que lo ha salvado de un gran golpe, quizá en la cara, y se sonroja al ver al chico que semanas antes lo había atrapado observándolo.

-Hola. –Saludo Harry, completamente deleitado con la voz y ojos del menor en sus brazos, observando cada facción de este.


Fue ese día donde Harry se tatuó un "Oops" y un "Hi" en su cuerpo.


Harry le pidió su número aquel día, después de una conversación, la primera vez de Louis observando un tatuaje (Ya que Harry había dejado la mitad de un trabajo cuando vio al niño de ojos azules frente a su local), y un almuerzo lleno de risas y conociéndose.

Louis se quedó maravillado con el chico de rizos, que aparte de su apariencia intimidante, era el hombre más caballero que alguna vez conoció.

Después de algunas citas, el rizado pudo ver lo delicado y sensible, y casi roto que era Louis, un hermoso chico que a pesar de que sus padres eran un mierda con él por ser un poco (demasiado) afeminado, por los golpes que solía recibir en su instituto, y por las miles de humillaciones, él sonreía como si su vida fuera perfecta, y nada de lo que el sufría pasara realmente.

-Es lo que es, Harry. –Le dijo aquel día en el parque, mientras lloraba un poco al contarle que su padre se había ido de su casa, y su madre le echaba la culpa de ello.

Harry califico a Louis como una mariposa, una muy bonita, pero muy frágil a la vez. Una que salía en las primaveras cuando era el invierno su hogar.

Harry beso por primera vez a Louis en ese parque.


Fue ese día donde Harry se tatuó un mariposa y una frase por su cadera; "It is what it is"


Fue en la casa de Harry donde el mayor le pidió al niño ser su novio. Entre lágrimas Louis le pidió que no lo hiciera, que él era feo, una cosa que tarde o temprano iba a dejar por ser un error. Harry lloro también ese día, donde lo beso e hizo el amor. El cuerpo de Louis era hermoso, y el rizado se encargó de decírselo siempre, en cada beso, en cada rose, en cada acción.

One Shots. [One Direction/Larry Stylinson]¡Lee esta historia GRATIS!