9

7.2K 389 78
                                    

imagina: jean te pide matrimonio justo después de que el retumbar acaba.

nota: creo que un pequeñísimo spoiler de los últimos capítulos del manga. es un o.s muy, muy corto, de unas 740 palabras, pero quería escribir algo lindo con mi muchacho <3

...

Justo luego de que las cosas terribles a su alrededor acabaran, y haber visto a sus seres queridos una última vez. Jean se acercó a (n), quien se estaba abrazando a sí misma mientras observaba el lugar en donde hace un momento el espíritu de sasha había estado sonriéndole, con una mano sobre el pecho. Se veía realmente feliz, eso le hacía pensar que estaba en un lugar mejor.

—¿Estás bien? —preguntó, colocando su mano en el hombro de ella.

(n) se encogió de hombros, pero terminó por asentir—, Solo quiero volver a casa. —se dejó caer para que jean la atrapara con su cuerpo, y así él lo hizo, colocando sus manos en los brazos de la muchacha.

—Antes de hacer eso, quisiera.. quisiera preguntarte algo.

—Sí, está bien.

(n) se apartó del pecho de jean, alejándose de su toque y dándose la vuelta para mirarlo fijamente a los ojos. El castaño al tener toda la atención de su novia, simplemente se colocó nervioso y sus mejillas se pusieron caliente, el carmín adueñándose de su piel, algo que la (c/c) notó y sonrió de inmediato al verlo. Aún le parecía totalmente adorable ver a jean kirschtein con el rostro rojo.

Jean aclaró su garganta y refrescó sus labios con un poco de saliva. Respiró hondo y luego suspiró, preparado para pedirle matrimonio a (n) después de unos meses de posponer el asunto.

—Sé que esté no es el mejor momento de todos.. —comenzó—, Pero al ver a Sasha sonreírnos, un sentimiento apareció y se apoderó de mí, fue algo que me dio la suficiente valentía para preguntarte. —se arrodilló lentamente y al captar lo que él quería hacer, los ojos de la chica se abrieron por tal sorpresa, incluso sintió unas ganas inmensas de llorar. —¿Te casarías conmigo? —Jean sonrió, sacando del bolsillo de su pantalón, un pequeño anillo que llevaba consigo desde que lo compró una tarde en compañía de sasha y connie. —¿Y qué dices? ¿Sí? ¿No? ¿Lárgate de mi vida, fracasado? Todas son posibles.

(n) soltó una risa que endulzó los oídos de jean, provocando que la sonrisa que ya cargaba en sus labios se agradara todavía más mientras seguía con el corazón en la garganta por la esperada respuesta de su novia y eso lo mantenía por completo ansioso.

—Uhm —Ella detuvo su risa, pero aún mantenía la sonrisa en su rostro. Mordió su labio inferior, entrecerrando los ojos en broma mientras simulaba pensar su respuesta cuando ya la tenía lista. Desde que tenía cinco ya sabía lo que diría este día. —Elegiré un.. sí.

—¿Sí? —jadeó emocionado.

—¡Por supuesto que sí! —exclamó y se abalanzó hacia él, envolviendo sus brazos alrededor de su cuello mientras jean se ponía de pie y la cargaba, él con sus brazos alrededor de la cintura de (n). —Dios sabes cuanto he esperado a que me lo preguntes. —murmuró entusiasmada cerca de su oído, acariciando su largo cabello castaño y dejando salir sus lágrimas de felicidad.

—Joder, serás mi esposa. —rió entre dientes, apretando a (n) en su abrazo, sin ganas de que se apartara de su lado. Quería quedarse un poco más de tiempo así, disfrutando del calor que ella emanaba y sus delicados dedos pasar por cada mechón de cabello castaño.

—Por fin puedo decir que serás mi esposo. —Ambos soltaron un par de risas bajas mientras él la bajaba del aire, dejando que tocara el piso nuevamente, continuando en ese amoroso y fuerte abrazo.

(n) colocó sus manos sobre las mejillas de jean, y lo miró a los ojos, perdiéndose en el hermoso color que poseían. Su dedo pulgar pasó por el contorno de su labio inferior y le echó una rápida mirada que dieron a entender sus planes en mente.

El castaño llevó una de sus manos a la mejilla de (n). Sus ojos mirándola a ella, y de vez en cuando, a sus labios. Se acercó lentamente a ellos, cerrando sus ojos en el proceso, algo que la muchacha hizo también.

Para el siguiente segundo, ambos estaban besándose con todo el amor que sus corazones sentían en ese instante, mostrándole a los presentes, el amor más puro que existía entre ellos. Un amor verdadero como ningún otro. Un amor que duraría toda la vida, y probablemente, las que seguían.

🎉 Has terminado de leer 𝘫𝘦𝘢𝘯 𝘬𝘪𝘳𝘴𝘤𝘩𝘵𝘦𝘪𝘯 , 𝘰𝘯𝘦 𝘴𝘩𝘰𝘵𝘴 🎉
𝘫𝘦𝘢𝘯 𝘬𝘪𝘳𝘴𝘤𝘩𝘵𝘦𝘪𝘯 , 𝘰𝘯𝘦 𝘴𝘩𝘰𝘵𝘴 Donde viven las historias. Descúbrelo ahora