46.- Revelación

102K 5.9K 774

Estábamos tan distraídos que pasamos por alto nuestras manos entrelazadas y entramos a casa, yo podría haber tenido todo bajo control si es que a Derek no se le hubiera dado por besarme la frente.

— ¡No puedo creerlo! —chilló Emma mientras pasaba su mirada de Derek a mi consecutivas veces.

—Por favor no digas nada —Emma no era tonta y ya era más que obvio que sabía de lo nuestro.

— ¡No puedo creer que ya estén!

— ¿Qué ya este quién? —Daniel apareció y me aleje lo más posible de Derek. Sabía que él se Enterría de uno forma u otra pero no estaba preparada aún.

—Que Val y Derek estén aquí, pensé que se los habían comido los ovnis.

— ¿A dónde fueron?

—Al cementerio —dijo Derek guiñándole un ojo a mi hermano. ¿Me perdí de algo?

—Pensé que se odiaban, nunca creí que se lo vayas a contar.

Bueno era lógico que Daniel sepa sobre Addy, después de todo fueron mejores amigos desde que tienen conciencia. 

—Espera, ¿Dan si sabe de lo suyo? —Emma, tengo tantas ganas de golpearte.

— ¿Lo suyo? —cuestionó Dan con una ceja levantada —los conozco lo bastante bien como para saber que se “odian” —hizo comillas con sus dedos —cosa que no es tan cierta, porque dentro de su odio muto hay algo de cariño por parte de ambos.

— ¿Piensas que estaremos juntos o algo así? —cuestionó Derek, se le notaba bastante nervioso.

—Yo no dije eso, a parte no quiero que Val sufra. —Ahora se acercó a mí a apretujar mis mejillas.

Derek soltó un bufido y se fue a su habitación dando un fuerte portazo.

—Genial, ¿Y ahora que hice?

—Le acabas de decir que sería un mal novio y que si estuviera saliendo con Val no lo aceptarías.

—Pero eso es cierto, no quiero que lastimen a Val.

— ¿Y no se supone que son mejores amigos? Los amigos te apoyan, tú sólo haces lo contrario.

—Val, lo conozco demasiado y sé cómo es. Tú eres mi hermana y no quiero que Derek te haga sufrir.

—Yo decido si sufrir o no y te recuerdo que tú eras como Derek, las personas cambian.

—Creo que mejor me voy, ustedes necesitan tiempo para resolver esto.

—No, Val ve a tu habitación. — ¿Y cree que le voy a hacer caso?

—No estas solucionando nada, ve y discúlpate con Derek.

—Val, puede que tengas razón y sí, las personas cambian, pero Derek no ha demostrado nada.

— ¿Te lo tiene que demostrar a ti? Dan, creí que eran amigos. Se supone que ambos confían en sí.

 —Val, no quiero seguir con esto. Emma vamos por… ¿Emma? Genial, se fue por tu culpa.

—Y Derek por la tuya, estamos a mano.

— ¿Por qué lo defiendes tanto? ¿Te gusta?

Y ese fue mi punto débil, me puse nerviosa y después de varios segundos logre articular un “No”

— ¿Te gusta mi mejor amigo?

—No es tu asunto, igual no tienes derecho a llamarlo así después de haber estado criticándolo hace un segundo.

Nueva casa, nuevas reglas¡Lee esta historia GRATIS!