Capítulo 1 / Encuentro con un desconocido de tercer tipo

14 2 2
                                                  

Esta es la historia de Patricio y Patricia, una pareja de jóvenes que se habían conocido, se habían hecho grandes amigos, habían cultivados juntos una larga amistad y luego tuvieron que separarse debido a las circunstancias de la vida. Situaciones que habían provocado que, conforme iba pasando el tiempo, cada quien tuviera que tomar un camino diferente y nunca jamás volver a verse.

En esta ocasión, hablaremos de Patricia Solís, una chica como cualquier otra, con una vida cada vez más cimentada, comprometida con un chico que la quiere muchísimo, y con una oportunidad de oro para ser inmensamente feliz a su lado.

Dicho esto a modo de ironía, porque resulta que, una mañana, la chica amaneció junto a los brazos de su novio. Había dormido desnuda, igual que él. Sin embargo, ella tardó un poco más en despertar que él, momento en el cual, Sergio se había levantado de la cama para asearse y vestirse, preparar algo de desayunar y sorprender a su chica con una comida que sólo a ella le gustaba que él le hiciera.

Hasta aquí, todo iba miel sobre hojuelas.

No obstante, en el momento en que Sergio estaba terminando de cepillarse los dientes, alguien toca la puerta. Algo raro, pues ninguno de ellos esperaba a nadie y menos a tan tempranas horas de la mañana. Pero para matar su curiosidad, Sergio fue a ver quién era, y con tremenda sorpresa, resulta que la chica era nada menos que Evelyn, su amante.

Los dos comenzaron a discutir al poco rato después. Por un lado, Sergio intentó hacerle saber a la joven Evelyn que su relación con él no podía ser, puesto que Sergio amaba por encima de todo a su novia y se había sentido muy mal por haberla engañado de esa manera, con otra mujer. Mientras que, por otra parte, Evelyn trató de convencer a Sergio que ella era mejor opción que Patricia. No obstante, era de saberse que Evelyn era quizás demasiado joven para Sergio, otra razón por la cual él se lamentaba el haberse metido a la cama con ella un par de veces.

Y después de aquella acalorada discusión, al parecer la chica había aceptado su derrota.

Por otra parte, momentos antes de la discusión, Patricia seguía durmiendo. Estaba tan plenamente dormida, tan relajada, que lo único que la terminó despertando de su largo descanso era los ruidos que se estaban produciendo desde el otro lado del cuarto. La voz de su amado se hacía presente, y de paso la voz de una mujer, que no era ella. "¿Con quién estaría discutiendo Sergio? ¿Acaso es con una chica? ¿De qué estarían hablando que hasta tienen que alzar la voz y no dejan descansar a gusto?", se dijo a sí misma. Y de inmediato se levantó de la cama.

Se puso algo de ropa y rápidamente quiso salir de la recámara. Abrió la puerta y para su sorpresa, vio a Sergio discutir con otra mujer. "¿Evelyn? ¿Qué hace con...? Se dijo a sí misma. Se preguntaba qué estaba pasando, por qué estaban los dos primos discutiendo tan acaloradamente a plenas horas de la mañana. Lo peor estaba por empezar todavía.

Resultaba que el momento de la verdad se estaba haciendo más que evidente justo en ese momento: Sergio se estaba besando con Evelyn, su prima. O al menos con quien Patricia había creído era su prima. Y no sólo eso, sino que había visto algo que no podía entender a la primera porque estaba tan encabronada por lo que acababa de ver, que lo único que quería era irse de aquel lugar y no volver a ver a Sergio nunca jamás.

Sabía que, en algún momento, todo esto pasaría. No sería la primera vez que se vería engañada por un hombre. Y, de cierta forma, ya sabía lo que tenía que hacer.

— ¿Qué está pasando aquí? —preguntó ella, sintiendo indignación y enojo por lo que acababa de ver—. ¿Sergio? ¡No!...

— Puedo explicarlo, Patricia—replicó Sergio, intentando justificar lo que estaba pasando—, por favor, no es lo que parece.

Patricio y Patricia: Después de la TormentaDonde viven las historias. Descúbrelo ahora