0

5.1K 397 13

El mesero llegó a traernos la cuenta de la comida.

"Espero que está vez dejes propina"

Eso fue lo que decía la galleta cuando la abrí, y eso que a mi ni siquiera me gustan.

Miré a mi alrededor y encontré a un chico mirándome fijamente, tenía el uniforme de mesero.

Era el que me había dado la galleta.

Todo por una galleta¡Lee esta historia GRATIS!