Tomó mi mano y salimos, mamá no estaba en casa y papá... bueno el ya no vivía con nosotras.

Tomo unos 10 minutos en llegar al salón del colegio donde se hacia el baile. Niall bajo rápido de su auto para ayudarme a bajar a mí. Abrió la puerta y me extendió su mano, la tome y entrelazo sus dedos con los míos. Tan tierno.

Entramos al salón y todo nos miraron, antes de poder bajar mi cabeza vi los ojos de Melanie mirarme. Tenía los ojos como si hubiese llorado toda la noche.


-Miren nada mas, la pareja rara del colegio vino al baile –Dijo Melanie. Mire a mí alrededor, la mayoría rió, otros se alejaron del lugar y unos pocos miraron a Melanie con enojo. Eso me gustó.- Cuidado chicos, su rareza puede contagiarlos.


Estaba enojada hasta el punto que fui hasta ella. No le permitiría que me arruine una noche más, mi última noche. No, estaba equivocada si pensaba que podía hacer eso.


-Oye, no ¿Qué haces? –susurró Niall a mi oído agarrando mi muñeca.

-Enfrentar mis problemas –solté su agarre sin mirarlo y me dirigí hacia Melanie.- ¿Por qué mi#rda me jodes la vida? –dije entre dientes.

-¡Oh vamos! –Gritó, esta vez todos estaban mirando- No te hagas la que no sabes-me empujo hacia atrás.

-sinceramente no, no lo sé.

-¿Acaso no sabes que tu mamá se acuesta con mi papá? ¿Qué tu "querida" madre le arruinó la vida a la mía hasta el punto que quiso matarse? –remarcó la palabra querida. Grito tan fuerte, ¿enserio paso eso?

-Yo no lo sabía, ya te lo dije –Lo que dijo era creíble, no lo iba a negar, porque yo misma los vi engañándose entre ellos.- y aunque fuera cierto... ¿Por qué me tratas a mi así? ¿Yo fui la que le dije a mi madre que lo haga? ¡No! En cambio, tú me jodes la vida a mi... ¡No es mi maldito problema!


Bueno si, se puede decir que estaba enojada y claro ¿me Jodió toda la maldita secundaria por eso? 


-¡Ya cállate! ¡Tú y tu madre solo traen problemas!

-Tú eres la que lo hace un problema... eso es entre ellos, no entre nosotras, no me metas a mí en esto...


Me di vuelta para ir hacia Niall. Justo antes de tomar su mano para ir a otro lugar sentí que alguien me empujaba desde atrás. Caí al suelo, por suerte puse mis manos o si no me hubiese golpeado la cabeza.


-¡Muérete ____ _____! 


Tome una profunda respiración. Logre pararme sin volver a caer, no permitiría eso otra vez.


-Tú –la señale y la empuje suavemente con la punta de mi dedo- No me arruinaras la noche, nunca más –y le pegue una cachetada, eso no se comparaba a nada de lo que me hizo ella.


Me volví a girar, esta vez sí pude tomar la mano de Niall, me sentía tan bien pero necesitaba tomar aire. Niall entendió antes de que pueda hablar.


-Ven, vamos a fuera, necesitas un descanso.


Caminamos hasta llegar al campo de football. Nos sentamos en el pasto, estaba un poco mojado, realmente no me importaba mucho.


-Eres mi ejemplo a seguir...

-¿Qué? –no entendía muy bien a qué se refería.

-Lo que escuchaste, te enfrentaste a Melanie sabiendo que ella podría matarte en ese momento. Fuiste valiente –suspiro- no como yo.

-La valentía no se basa en cómo es uno. Si tu eres normal y natural está bien –tome su mano y la acaricie. El empezó a reír.

-¡Hay Dios! ¡Eres perfecta! –dijo entre risas.

-¡no lo soy! 

-¡claro que sí!


Lo empuje suavemente, el tomo de mis muñecas, ahora sanas, y caí sobre él. Un momento realmente perfecto.


-¿Lo ves? Si eres perfecta -acaricio suavemente mi cara con una de sus manos.

-entonces tu eres más que perfecto –mire sus ojos.

-No lo creo, pero está bien.


Nos quedamos así unos minutos, el acariciaba mi cara y yo lo miraba. Estaba mirando sus ojos pero, sin darme cuenta, mis ojos ya estaban en los labios de Niall.


-No sé si sea apropiado preguntarte esto Niall pero... -volví la mirada a sus ojos- ¿me besarías?


Sin esperar más, se inclinó hacia adelante y me beso, sube y con ternura, lleno de cariño. Sentía algo dentro de mi estomago, que iba de aquí para allá, me hacía sentir bien.

Nos separamos o bueno el se separó. Sonrió con esa sonrisa que me volvía loca.


-Esta es la mejor noche de mi vida –dije mirándolo, el tenia un brillo especial en sus ojos.


Tomo de mis caderas y me beso, fue un beso rápido pero perfecto. Me dejo en un costado y se levanto, luego me ayudo a mí a hacerlo.


-La mía también pero a esto le falta algo –hizo una mueca, como si estuviera pensando. Reí por como la hacía, era graciosa.- ¡A si!... -pausa dramática. Odiaba cuando hacia eso, me ponía nerviosa- ____ ____ ¿Te gustaría ser mi novia? –me miro tierno. "SI SI SI" gritaba mi corazón que saltaba de alegría y mi estomago que daba vueltas.

-Niall Horan me encantaría ser tu novia.


La mirada de Niall se relajo, tomo mi mano, me acerco lentamente hacia él. Primero beso mi frente, luego mis ojos, llego hasta mis mejillas, beso la punta de mis labio y se alejo. No, yo quería un beso en los labios. Lo tome de la cara y lo hacerse a mis labios. Esta vez el eso fue con fuerza, pero con cariño.

No podía pedir más. Aun que mi vida al principio no fue lo más perfecta entendí algo. Esa famosa frase que Niall usaba.

"No puede haber un arcoíris sin un poco de lluvia" y si, tenía razón...

——————————————————

Bueno esta novela terminó, espero que os haya gustado al igual que a mi cuando la leí y recordad que sigo mi otra novela: Papá por error de Niall

I'm Fine (Niall y tu)¡Lee esta historia GRATIS!