Capitulo 5

206 11 0

Entre a mi cuarto, me senté en la cama y me puse a mirar hacia la nada. Estaba pensando, que le pasaría a mi mamá cuando yo ya no esté en este mundo ¿le dolerá? No, no le dolerá, no sentirá nada, porque ella no me quiere, no se preocupa por mí o al menos no lo demuestra. No lo sé, mi cabeza da vueltas por tantos pensamientos...

Apoye mi cabeza en la almohada, decidida a dormir, dormir eternamente, pero no podía, no tenía el valor de hacerme más daño. A pesar de que me corto, sería totalmente diferente quitarse la vida a tener unos rasguños en las muñecas y piernas.

Me dormí, finalmente había conciliado el sueño. Soñaba que estaba en la playa con mi hermana y mi papá. Estábamos corriendo por todos lados, felices, riendo de todo. Era exactamente lo que nos había pasado, por lo que había perdido a dos personas muy importantes en mi vida.

Había llegado el momento en que teníamos que volver a casa, papá estaba manejando, mi hermana Emily iba adelante y yo atrás. Cantábamos canciones que nos habían enseñado en la escuela. Yo, le había echo una pregunta a mi papá y le decía que me mire, el dije que no podía que lo hablaríamos en casa pero yo quería decirle en ese momento. El y Emily me miraron y yo les dije "los amo mucho". Después de eso, volvieron la mirada al frente. Sentí un golpe muy fuerte en la cabeza, todo me daba vueltas, sentía los gritos de mi papá y hermana. 


Me desperté asustada, con dolor en el pecho. Me sentía tan culpable por la muerte de mi papá y Emily. Mamá siempre me decía que no era mi culpa, era la del otro conductor por andar en dirección contraria. Pero si no hubiese sido porque yo le dije a papa que se diera vuelta, ellos estarían con nosotras.


-A levantarse –dijo mamá tocando la puerta suavemente.


Me levante rápidamente, busque un poco de ropa, una toalla y fui al baño, me metí en la ducha artificial por 20 minutos, tenía tiempo para llegar. Salí de tomar una ducha, me seque el cuerpo y me cambie. Tome mis llaves, mi mochila y baje. Mamá me había dejado una nota que decía que no volvería hasta esta noche y papá... bueno el ya no vivía aquí, desde que mamá lo echo.

Salí rápido de casa, y me fui al colegio, no quedaba lejos por eso iba siempre caminando. No viajaría en el autobús, porque en eso iba siempre Melanie.


-Hola –me saludo Niall viniendo hacia mí, con una sonrisa.

-Ho... hola Niall –maldita tartamudez 

-¿Estas mejor?

-sí, gracias por preocuparte.

-No hay problema –sonrió mas- oye, nos vemos más tarde ¿está bien? Adiós.


Lo salude con la mano y se fue, ese chico era agradable. Camine hasta estar dentro del colegio y fui hasta mi casillero a buscar el libro que usaría en la primera clase. Lo saque y me di vuelta, me asuste tanto al ver a Melanie de pie atrás mío.


-¿Acaso no saludas niñita? –tiro de mi muñeca bruscamente.

-Ho... hola Melanie... -ya lo dije y lo volveré a decir, maldita tartamudez- Suéltame por favor, me... Me haces daño –Jalé para que soltara su agarre pero eso hizo que me agarrara más fuerte.

-¿O si no que? –Todos rieron, bueno no todos, cada vez que miraba a alguien ellos apartaban la mirada, como si fuese a darles alguna enfermedad o algo.

-¡Suéltame! –dije casi en un grito

-¡No grites, maldita sea! –me golpeó en el estomago.


No resistí mas el dolor, antes de poder caer al suelo grité. Rápidamente todos se fueron, menos Melanie, porque el director la agarro antes de que pudiera irse.


-¡AAHH! ¡SUÉLTAME! –gritaba Melanie como si le doliera que agarraran su muñeca.

-¡no! Y no te irás a ningún lado.


Me extendió una mano y yo acepté. Fuimos hasta su oficina. Hasta la famosa "dirección". Nos hizo sentarnos pero no en la misma silla, nos sentamos tan separadas la una de la otra.


-Quiero que me expliquen que paso –rompió el silencio el director.

-¡Ella empezó todo! ¡Yo no le hice nada!

-______ ¿quien comenzó? –me miro, no iba a decirle la verdad, con lo que me paso la otra vez, no me iba a arriesgar otra vez.

-Yo... -dije suavecito, lo mire y mire a Melanie que, aun, me miraba con enojo. El Director suspiro.

-Está bien, las dos irán a detención. Ahora vayan a clases.


Tome mis cosas y Salí de ahí antes que Melanie. Tomos mis días eran iguales, yo llegaba al colegio y Melanie me atacaba... Estaba destinada a vivir así, no podía soportarlo más, no tenia por que soportarlo. Quiero acabar con todo el sufrimiento pero aun no se como...

I'm Fine (Niall y tu)¡Lee esta historia GRATIS!