Capitulo 2.

261 16 2

Al día siguiente desperté cansada, con un terrible dolor de cabeza.

Me senté en el borde de mi cama mirando a la nada. Mamá tocó la puerta anunciando que ya tenia que levantarme para ir al colegio.

Agarré una camiseta larga, un pantalón apretado largo y un par de converse. Tome una toalla y fui al baño para tomar una pequeña ducha antes de enfrentarme a la realidad. Al entrar sentí un terrible dolor en mis muñecas, el agua caliente hacia arder mis heridas. Me duche rápido, me cambie y salí del baño.

Cuando baje vi a mis papás pelear, me quede allí parada escuchando todo lo que se decian.

-¡No sirves para nada! ¡si no fuese por esa hija Tuya te dejaría!

-Bueno DÉJAME -grito mi mamá remarcando gramaticamente la ultima palabra

Papá tomo su maletín y salió de la casa echo una furia.

-Yo... Ya me voy -fue lo único que se me ocurrió decir.

-claro vete, que te baya bien -dijo mi madre fríamente mirándome con enojo. Era bastante obvio.

Tome mi mochila y salí de ahí. No iba a llorar, últimamente lo hice mucho y ya no quedaban lagrimas por derramar.

Al llegar escuche las risas, yo sabia por que, hacia como 40 grados y yo estaba con camiseta mangas largas y pantalón largo, si me hacia calor pero no iba a mostrar mis marcas, no le aria saber a los demás que hacia esas cosas.

-Hey _____ ¿¡no quieres una campera!?creo que hace un poco de frió.

Todos empezaron a reír a carcajadas, yo los mire y me reí con ellos. Me miraron desconcertados y dejaron de reír. Eso me hizo sentir bien.

Seguí caminando y llegue a mi casillero, lo abrí y encontré una nota

"No estas sola"

Mire a todos lados, fue tonto, no encontraría a el que me puso la carta. La volví a mirar y sonreí. Fue el primer lindo gesto que alguien había echo por Mi.

Guarde la carta en mi cuaderno, cerré mi casillero y me encamine hacia mi aula.

Como de costumbre, no había casi nadie, solo un chico sentado en el primer banco. Lo había visto antes, el era el chico con el que choque el otro día. Me miró y sonrió. Era obvio, no me conocía, no sabia quien era.

Tenia el cabello rubio, Ojos celestes y una hermosa sonrisa.

-Hola -dijo el chico sin borrar su sonrisa.

-¿hola?

sin esperar a que me volviera a hablar me encamine al ultimo banco, donde me sentaba todos los días.

El timbre tocó a los pocos minutos en los que me senté. Todos empezaban a entrar. Por suerte la profesora de Ingles llego antes, gracias a eso nadie me insulto... verbalmente.

-Buenos días clase -todos nos paramos para poder saludar "formalmente" a la profesora- pueden tomar asiento -dijo sin muchas ganas. Todos le hicimos caso.

Estábamos, o bueno mejor dicho, estaba prestando atención a lo que la profesora decía, cada dos minutos me llegaban papelitos con insultos.

Toco el timbre del almuerzo, rápidamente tome mis cosas y salí antes de poder recibir esos golpes en la cabeza que me daban a diario.

Camine hasta mi casillero, otra vez, para dejar mis cosas y poder ir a la biblioteca pero alguien me agarro del brazo y me estampó contra los casilleros de los demás.

-Miren quien volvió al colegio, la niña "nadie me quiere" -todos se dieron vuelta a mirarnos y reían. Me tenia agarrada con una mano una muñeca y con la otra el cuello- Ow la niña se corta -hizo un "pucherito" con sus labios, mas risas se produjeron- Esto te curará las heridas. -Saco una botella de alcohol y puso un poco en un pañuelo, antes de que pudiera gritar me tapó la boca y la nariz con eso- esto te relajará antes de curarte -decía con un tono burlón, estaba llorando, me hacia marear y me apretaba mucho el cuello- listo creo que ya estas relajada, ahora curaremos tus muñecas -Rió y todos lo hicieron. Tomo la botella de alcohol y me echo, si piedad, en las muñecas. Grité por el dolor, sollocé. Todos Reían de mi dolor.

-¿Que esta pasando aquí? -esa voz, esa voz me salvó de mas agresiones.

-Emmm... na... Nada solo escuchamos llorar a ______ y decidimos ayudarla eso es todo, chau -tomo su trapo y la botella y se fueron rápido.

Me apoyé a los casilleros y caí al suelo. No podía controlar mis lagrimas, no podía parar el dolor, era tan fuerte que sentía que moría. Me estaba ahogando y nadie hacia nada.

-Señorita ______(ta) ¿esta bien? -¿Como mi#rda me pregunta si estoy bien? ¿acaso no es obvio?

-Si, estoy bien -logre decir, tome mis cosas y me fui. No quería aguantar mas, no podía, no debía.

No iba a ir a casa, mamá estaría allí y me regañaría por irme antes del colegio.

Llegue a un parque que estaba cerca, deje mis cosas en una banca y me caí en ella. No podía contener mis lagrimas, salían como una cascada, no podía ver nada, mi garganta quemaba, mis ojos ardían al igual que mis muñecas ¿por que me pasaba todo esto a mi?

Cerré la puerta cuando entre, mi lap top estaba prendida y escuche y sonido que hace cuando te llega una notificación en facebook.

"La niña nadie me quiere"

Ese era el titulo del vídeo de mi agresión.

Entre a la pagina donde podía chatear con los chicos que sufrían lo mismo que yo.

A los dos segundo de conectarme recibí un mensaje del chico con el que había hablado ayer.

el: ¿Estas bien?

yo: ¿Debería?

el: perdóname

yo: ¿por que?

el: por no defenderte, tenia miedo, en serio perdón...

Me quede mirando la computadora unos minutos ¿el me conocía? ¿el sabia quien era yo?

yo: no, esta bien, no tenias por que defenderme.

el: ¡si tenia! si hubieses visto como te hacían esas cosas... ¡Dios! enserio perdón.

yo: ya te dije, esta bien, estoy bien.

Yo sabia que ese "estoy bien" no era verdad. Todo era una mentira.

yo: veo que ya me conoces... 

el: no fue difícil.

yo: ¿y cuando te conoceré?

el: ya me conoces...

me quede pensando, conocía a varios del colegio, gracias a todo esta mi#rda ¿pero quien sera?

yo: esta bien, sabes me voy a dormir, mi día no fue uno de los mejores y estoy super cansada. Supongo que me veras mañana... salúdame así sabre quien eres. Adiós.

No esperé que me contestara y me desconecte, apague la computadora y me acosté, me quede pensando y recordando todo lo que me paso hoy mientras lloraba. No entendía nada, no entendía por que me pasaban estas cosas ¿acaso fui mala persona? ¿hice algo mal? ¿como puedo arreglarlo?

Ninguna de mis peguntas tenia respuesta, estaba destinada a sufrir y vivir así, al menos que yo decidiera acabar con mi vida. Igual, nadie me extrañaría...

I'm Fine (Niall y tu)¡Lee esta historia GRATIS!